Ricardo Flores Magón

Artículo publicado en Internet el 5 de diciembre del 2007 (también se publicó en la revista “Con Taxco”), cuando empezaba a escribir artículos:

Flores Magón: Revolucionario de Hierro
(Tierra y Libertad)
Sergio Lugo/ Red Social
Ricardo Flores Magón fue uno de los primeros autores de la Revolución Mexicana, desde la publicación de su periódico Regeneración en 1900, criticó a la tiranía de Porfirio Díaz, y sobre todo cuando el 1 de Julio de 1906, en el Programa del Partido Liberal Mexicano, se lanzó a luchar en contra de Díaz; en los meses siguientes se dieron una serie de levantamientos armados en México, dando así lo que sería la Revolución Mexicana.
La tiranía de Porfirio Díaz que duró más de treinta años, se caracterizó por un sistema socio- económico feudal (rumbo al capitalismo) con el rostro de la hacienda, en la que los campesinos trabajaban como esclavos a sus patrones, a cambio de techo y comida en las tiendas de Raya, perpetuando así su miseria y dependencia con el dueño hacendado. En lo político no había democracia, todo lo controlaba Díaz; además había una descarada inversión privada extranjera, que supuestamente había traído “la Modernidad” en nuestro país, mientras el campesino y el obrero mexicano vivía en condiciones paupérrimas, no eran dueños de nada, ni siquiera de sus esposas, pues primero tenían que pasar por los brazos de sus patrones la primera noche. A este sistema político le llamó Porfirio Díaz “Orden y Progreso” y aquél que se manifestara en contra de ella, era un “bandido”, fuera de “la ley” y había que “matarlos en caliente”.
Ricardo Flores Magón estuvo en contra del régimen de Díaz, y eso no se lo perdonaron. Nació el 16 de septiembre de 1873 en San Antonio Eloxochitlan, municipio de Teotitlan del Camino, Oaxaca. Su padre había luchado el 5 de mayo de 1862 en Puebla en contra de los franceses, de ahí su formación Liberal-Republicana.
A mediados de los 80´s, los hermanos Jesús, Enrique y Ricardo Flores Magón, junto con sus padres se trasladaron a la ciudad de México. Ricardo estudia en la Escuela Nacional Preparatoria y posteriormente Leyes. El 7 de agosto de 1900 funda el periódico Regeneración “Periódico Jurídico de Combate” en el cual por medio de artículos critica a la administración de Díaz, ya en 1892 Ricardo había sido encarcelado por manifestarse en contra de la reelección de Porfirio Díaz. El 5 de febrero de 1901 asiste al primer Congreso de Clubes Liberales en San Luís Potosí, organizado por Camilo Arriaga descendiente de Benito Juárez y la República, entonces llamados “Liberales” por ser contrarios a los “Conservadores” seguidores de la Monarquía e Iglesia europea, y la explotación. En 1901 Jesús y Ricardo Flores Magón pisan la cárcel por casi un año, acusados de difamación y su equipo de prensa es destruido. En julio de 1902 Ricardo toma las riendas del periódico “El hijo del Ahuizote” para seguir escribiendo. El 12 se septiembre de ese año Jesús y Ricardo son nuevamente encarcelados por “insultar al secretario de guerra” quien sería supuestamente el sucesor de Porfirio Díaz, quedan libres de la
Foto: Ricardo y Enrique Flores Magón
cárcel de Belén en 1903. El 16 de abril la policía destruye el equipo del Hijo del Ahuizote; Ricardo y Enrique Flores Magón nuevamente son arrestados, ellos habían declarado que la Constitución de 1857 había muerto con una foto de Juárez y un moño negro, que colocaron en un balcón.

 

En octubre salen de la cárcel, y para 1904 se exilian en Laredo y luego en San Antonio Texas, huyendo de la brutalidad de Díaz. El 5 de diciembre reaparece Regeneración en San Antonio, luego huyen a San Louis Missouri, pero el gobierno mexicano ha contratado detectives privados para localizarlos. El 12 de octubre la policía detiene a Ricardo y Juan Sarabia, serían liberados un mes después. Febrero de 1905 Juan Sarabia continúa con la publicación de Regeneración. En marzo Ricardo y Enrique Flores Magón y Librado Rivera huyen a Toronto y luego a Montreal, Canadá. Finalmente Juan Sarabia y Ricardo se dirigen a El Paso, Texas, para organizar una rebelión armada. Por medio del periódico, le piden a sus lectores que les den propuestas para integrarlas en el Programa del Partido Liberal Mexicano, y así el 1 de julio de 1906 proclaman el Manifiesto y Programa del PLM.

El 18 de septiembre destruyen el taller de Regeneración detienen a Librado Rivera, entonces en un Manifiesto a la Nación, llaman a la rebelión “en defensa de la justicia, nos rebelamos contra la dictadura de Porfirio Díaz y no depondremos las armas”…luchamos por la Patria, por el mejoramiento de todas las condiciones políticas y sociales en nuestro país, la única autoridad que reconocemos mientras se establece un gobierno elegido por el pueblo, es la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano”. Entonces a principios de septiembre de 1906, algunos liberales tratan de apoderarse de Agua Prieta, y el 26 de septiembre otros hacen lo mismo en Jiménez, Coahuila, con Juan José Arredondo, lo mismo sucede con Manuel M. Dieguez en Sonora, Cándido Padua, Rafael Ochoa en Tabasco. El 29 de septiembre en Acayucan, Veracruz con Hilario Salas, luego en Minatitlan, Ixhuitlan, Jaltipa: el 4 de octubre en Soteapan, también Ángel Barrios en Oaxaca, Lumbago Domínguez en Chiapas, Antonio Cebada en Puebla, finalmente en Zaragoza, Ciudad Porfirio Díaz y Monclava, Coahuila. Aunque son intentos fallidos, es aquí cuando considero que en estos tiempos inició la “Revolución Mexicana” (análisis especial merece estudiar si fue una Revolución o solo una Revuelta Mexicana), aunado con las huelgas de Cananea y Río Blanco. Curiosamente le habían pedido ayuda a Francisco I. Madero para la rebelión armada (meses antes tenían simpatía mutua) pero esta vez se negó a ayudarlos y los llamó “bastardos ambiciosos”. Pero aprovechando el descontento nacional y el trabajo del PLM, Madero llamó a derrocar a Porfirio Díaz el 20 de noviembre de 1910, con lo que tuvo respuesta favorable. Por ello es un error decir que la “Revolución Mexicana inició en 1910, cuando varios levantamientos ya habían ocurrido años atrás.

Además Madero era un rico hacendado que solo quería más democracia y quitar a P. Díaz para llegar al poder, pera a él nunca le interesó darles la Tierras a los campesinos, al contrario, siempre protegió a los terratenientes y estuvo de acuerdo con el sistema político, por ello cuando fue presidente dejó intacto el poder Legislativo y Judicial del gobierno de Díaz, error que le causó la muerte, por el usurpador y traidor de Victoriano Huerta, quien lo asesinó junto con José Maria Pino Suárez. Flores Magón a partir de 1910 manifestó su descontento hacia Madero, por las razones expuestas, igual lo hizo Emiliano Zapata con su Plan Ayala. El revolucionario morelense invitó a Flores Magón a establecerse en Morelos en 1913, pero Magón extrañamente no acepta. ¿Cuál sería la razón? Ideológicamente y por principios era con quien más coincidía dentro de las figuras revolucionarias, además Zapata tomó la frase: “Tierra y Libertad” de los textos de Flores Magón, quien de ser liberal pasó a ser anarquista.

 

También nos preguntamos ¿Por qué en 1914 cuando Zapata y Villa toman la capital y el Centauro del Norte, se sienta en la silla presidencial (así se ve en una foto) dejaron ir el Poder? Era el momento de repartir las tierras a los campesinos (que en buena medida lo hizo Zapata) a nivel nacional y cumplir con el Plan de Ayala, pero ¿Por qué Villa no reconoció el Plan? -)Según unos autores), (Sin embargo existe una placa en una casa del Centro de Xochimilco, que dice que ahí se reunieron Zapata y Villa el 4 de diciembre de 1914, y que Villa reconoció “El Plan de Ayala”). Para conocer más al líder de la División del Norte, es recomendable el libro “Pancho Villa” de Paco Ignacio Taibo ll, y el libro Panco Villa de Frederich Kats. Lo que es innegable es el genio militar de Villa y Zapata, de sostener sus principios y rechazar a Madero quien buscaba más democracia para los ricos hacendados. No cualquiera presta su vida para una Revolución Armada como Flores Magón, Villa y Zapata.

 

Otro oportunista fue Venustiano Carranza, pero nos guste o no, él tenía un Proyecto Nacional que en gran medida, eran las ideas de Madero, Zapata, y Flores Magón, promulgando así los Constitucionalistas (que combatieron a Zapata, Villa y Flores Magón) la Carta Magna del 5 de febrero de 1917 donde las propuestas de Magón influyeron especialmente en el articulo 123, mientras tanto el liberal oaxaqueño seguía pisando la cárcel varias veces por órdenes de Carranza y el gobierno de Estados Unidos por “atacar a la burguesía y predicar el Anarquismo”.
Magón es sentenciado a 21 años de prisión en agosto de 1918 en ingresa con Librado Rivera a la cárcel de la Isla de McNeil y en 1919 los trasladan a la cárcel de Leavenworth, Kansas. Pero seguía escribiendo artículos de combate, estaba perdiendo la vista, tiene cataratas, bronquitis crónica, dolencias molares y renales. Escribió obras de teatro como “Tierra y Libertad”, “Verdugos y Víctimas”, así como cuentos, ensayos…hasta el final, cuando el 21 de noviembre es encontrado muerto en la cárcel, unos dicen que fue envenenado y otros dicen que fue ahorcado.
Ricardo Flores Magón “El Influyente en la Constitución”: “La legislación sobre el trabajo son la necesidad…la higiene en las fábricas, la prohibición al trabajo infantil, el descanso dominical, la indemnización por accidentes, y la pensión a obreros que han agotado sus energías en el trabajo” –Manifiesto del Programa del PLM, 1 de Julio 1906.

 

Ricardo Flores Magón “El Anarquista”: “¿Quién hizo la Tierra?…Nadie dice que la tierra fue hecha por la burguesía que la retiene en su poder. La Tierra debe ser para todos, como para todos es el aire, el calor solar, el agua, todo lo que la naturaleza nos ha brindado. ¿Qué haríais si de la noche a la mañana se decretase un impuesto, una renta por el aire que respiráis, y el calor y la luz del sol de que os aprovecháis? Gritamos Viva Tierra y Libertad”
Regeneración, 30 de septiembre de 1911.
Ricardo Flores Magón “El Revolucionario”: “El medio es la Revolución, pero no la Revuelta política, cuya obra superficial se reduce solamente a sustituir el personal de un gobierno por otro personal, que tiene que seguir los pasos al anterior. El medio es la Revolución; pero la Revolución que lleve por fin a garantizar la subsistencia a todos los seres humanos”.
-Trabaja Cerebro Trabaja, Regeneración 4 de febrero de 1911.

 

Ricardo Flores Magón, “De Hierro”: “Los esbirros de Carranza, acompañan sus disparos con palabras injuriosas; los proletarios, defensores de la barricada, cantan: “Hijo del pueblo te oprimen cadenas, y esa injusticia no puede seguir, Si tu existencia es un mundo de penas, antes que esclavo, prefiere morir”.
-El Triunfo de la Revolución Social, Regeneración, 23 de octubre de 1915.

 

Telaraña: ¿Acaso los ideales de Flores Magón no siguen vigentes en la actualidad para una nueva Revolución de mentalidades y armas? ¿No es cierto que millones de mexicanos viven en las mismas condiciones que en la época de Porfirio Díaz? ¿El gobierno de Felipe Calderón se parece al de Madero o al de Porfirio Díaz?
Artículo publicado en Internet, el 16 de diciembre del 2008:
Expropiación Minera
(Ricardo Flores Magón)

Sergio Lugo/ Red Social
Ricardo Flores Magón fue uno de los ideólogos de la Revolución Mexicana, fue gracia a sus publicaciones en su periódico Regeneración que miles de mexicanos y estadounidenses conocieron la miseria de nuestro país, gracias a eso millares de mujeres y hombres se levantaron en armas en contra del régimen represor de Porfirio Díaz. Para nosotros la Revolución inició con los levantamientos magonistas en septiembre de 1906 sobre todo en Coahuila. Sin embargo los burgueses nos hacen creer que Francisco Ignacio Madero fue quien inició la sublevación el 20 de noviembre de 1910. Claro a ellos les conviene hacemos creer que el levantamiento sólo era por Sufragio Efectivo,No Reelección, ese era el ideario de los ricos hacendados como Madero, que solo quería reformas democráticas. En cambio los hermanos Flores Magón, desde su Partido
Liberal Mexicano, exigían un cambio total, sobre todo en la etapa Anarquista de Ricardo, en la que no confiaba en Madero, pues el poder pasaba de unos ricos a manos de otros. Flores Magón quería un cambio de raíz. Pero los ideólogos de la revolución burguesa institucional se han encargado de borrar de los libros de historia el proyecto del oaxaqueño nacido casualmente un 16 septiembre de 1873 en San AntonioEloxochitlan, Oaxaca y muerto un 21 de noviembre de 1922 en una cárcel de Kansas,Estados Unidos: el inicio de la “Independencia” y comienzo de la “Revolución” -reformista-.

Recordemos que un hecho importante para el enfrentamiento contra Díaz fue después de la represión en Cananea, Sonora, con los mineros.
Precisamente ahora la historia se repite, en 2006 fue la explosión en la Mina de Pasta de
Conchos, Coahuila. Desde entonces los mineros han sufrido una serie de persecuciones y represiones por parte del gobierno federal del PAN, pues estos representan los intereses de la Industrial Minera México, empresa que solo busca el lucro monetario, sin importarle las condiciones de inseguridad y falta de higiene en que trabajan los obreros, con riesgos de enfermedades y muerte por accidentes. Como lo hemos mencionado en repetidas ocasiones, estamos con la base de los mineros, y defendemos sus derechos como trabajadores. Independientemente de sus líderes, promovemos su autonomía sindical e incremento de salario, para que tengan una vida digna.
Ahora el gobierno de Felipe Calderón busca desarticular el movimiento minero y acabar con su huelga como la de Taxco, Oro. Congelando las cuentas bancarias de todos trabajadores, incluyendo la de las mujeres indemnizadas por la explosión de Pasta de Conchos, así el gobierno cree que podrá asfixiar a los trabajadores, deteniendo a sus líderes por supuestos fraudes y lavados de dinero. Pero el gobierno miope de la derecha no se ha dado cuenta que varios movimientos como el de “La Defensa del Petróleo y la Economía Popular”, “El magisterio en contra de la Alianza por la Calidad de Educación”, “Los jóvenes universitarios zapatistas”, “Los Campesinos” y “Los Mineros”, tienen un enemigo en común: El gobierno panista de Calderón. -cada uno de ellos con sus diferentes matices y tácticas- pero al final una sola causa: la Liberación. Solo falta que alguien encienda la mecha, entonces como antes, como ahora, como es costumbre cada cien años, una Revolución.
Para todos ellos, y sobre todo ahora para los mineros que viven momentos difíciles, dedicamos este artículo del gran revolucionario Ricardo Flores Magón, el anarquista, que también se dio tiempo para escribir teatro. Él a pesar de que lo fueron pudriendo en la cárcel por su ideología, nos mantiene vivos y es un ejemplo para nosotros, porque al igual que José Martí, el oaxaqueño escribió con el corazón y gritó antes que Zapata:
Tierra y Libertad.

Expropiación
Ricardo Flores Magón

La noche anterior habíase reunido la peonada. Ya aquello no era vivir; los amos nunca habían sido tan insolentes ni tan exigentes. Era necesario que aquello acabase de una vez. El hombre que había estado conversando con ellos una semana antes, tenían razón: los amos son los descendientes de los primeros bandidos que, con el pretexto de civilizarlos, habían llegado en son de guerra, despojando de sus tierras a los indios, a sus antepasados, para convertirlos en peones. ¡Y qué vida la que habían arrastrado por siglos! Tenían que resignarse a aceptar maíz y frijol agorgojados, para su alimentación, ¡ellos que levantaban tan frescas y abundantes cosechas! ¿Se moría una res en el campo? Esa era la única vez que probaban la carne, carne hedionda ya; pero que el amo se hacía pagar a precios de plaza sitiada. ¿Había mujeres bonitas entre los esclavos? El amo y los hijos del amo tenían el derecho de violarlas. ¿Protestaba algún peón? ¡Iba a dar derechito al Ejército para defender el sistema que lo tiranizaba!
Hacía ocho días que había estado con ellos un hombre que ni se supo por dónde había llegado, ni se supo después por dónde ni cuándo se había ido. Era joven; sus manos, duras y fuertes, no dejaban lugar a duda de que era un trabajador; pero, por el extraño fulgor de sus ojos, se descubría que algo ardía tras de aquella frente, tostada por la intemperie y surcada por una arruga que le daba el aire de hombre inteligente y reflexivo. Ese hombre les había hablado de ésta manera: “Hermanos de miseria, levantad la frente. Somos seres humanos iguales a los demás seres humanos que habitan la tierra. Nuestro origen es común, y la tierra, esta vieja tierra que regamos con nuestro sudor, es nuestra madre común, y, por lo mismo, tenemos el derecho de que nos alimente, nos dé la leña de sus bosques y el agua de sus fuentes a todos sin distinción, con una sola condición: que la fecundemos y la amemos. Los que se dicen dueños de la tierra, la arrebataron a nuestros antepasados, hace cuatro siglos, cuando ocurrieron aquellos actos de incendiarismo, de matanzas al por mayor, de estupros salvajes que la Historia consigna con este nombre: Conquista de México. “Esta tierra es nuestra, compañeros de cadena: ¡tomémosla para nosotros y para todos nuestros descendientes!”
Desde ese día no se hablaba de otra cosas entre la peonada que de tomar la tierra, quitársela a los amos de cualquier manera. La cuestión era tomarla, levantar para ellos la cosecha, lanzar a los amos noramala y continuar los trabajos de la hacienda, libres ya de sanguijuelas. De ahí en adelante sería todo para los que trabajaban.
Desde entonces los amos notaron que los peones ya no se quitaban el sombrero en su presencia, y que había cierta digna firmeza en sus miradas: presintieron la catástrofe. Cuando el humilde levanta la frente, el soberbio los abate. El espíritu de rebeldía, por tantos años dormido dentro de los robustos pechos de los esclavos, había sido despertado por las sinceras palabras del joven propagandista. En los jacales se conspiraba. Reunidos alrededor de la lumbre, los campesinos y las campesinas, hablando en voz baja, discutían las palabras del joven agitador. “Sí, la tierra es nuestra madre común”, “y debe ser nuestra”; ¿pero cómo llegaremos a tenerla?, preguntaban los más irresolutos. “La pediremos al Gobierno”, aconsejaban los que pasaban por sensatos; pero los más jóvenes, y sobre todo las mujeres, protestaban contra esas resoluciones cobardes y votaban por emplear la violencia. “Recordad”, decían los más exaltados, “que cuantas veces hemos pedido justicia o hemos protestado contra alguna infamia de nuestros amos, el Gobierno ha tomado los mejores de nuestros hermanos para encerrarlos en los cuarteles y en los presidios”. Y entonces consultando su memoria, cada uno de aquellos hombres y de aquellas mujeres exponían ejemplos de esa naturaleza, que daban la razón a los exaltados. Se acordaban de Juan, que fue sacado de su jacal a altas horas de la noche y fusilado cuando apenas habían caminado media legua de las casitas, solamente porque no permitió al amo que abusase de su compañera. Los ánimos se enardecían al recordar tantas infamias pasadas y al comunicarse las presentes. Un cojo dijo: “Perdí mi pierna y mi brazo militando bajo las órdenes de Madero, y aquí estoy, cargado de familia y sin saber si mañana tendré para que mis hijos tengan un pedazo de tortilla que llevase a sus boquitas”. Otro dijo: “Hoy me ordenó el amo que matase las cinco gallinas que tengo en mi corralito, pues de lo contrario las tomará él para el corral de la hacienda”. Otro más expuso: “Ayer me dijo mi hija que el señorito la ha amenazado con hacer que su padre me mande a presidio si no le entrega su cuerpo”.
Desde entonces los amos notaron que los peones ya no se quitaban el sombrero en su presencia, y que había cierta digna firmeza en sus miradas: presintieron la catástrofe. Cuando el humilde levanta la frente, el soberbio los abate. El espíritu de rebeldía, por tantos años dormido dentro de los robustos pechos de los esclavos, había sido despertado por las sinceras palabras del joven propagandista. En los jacales se conspiraba. Reunidos alrededor de la lumbre, los campesinos y las campesinas, hablando en voz baja, discutían las palabras del joven agitador. “Sí, la tierra es nuestra madre común”, “y debe ser nuestra”; ¿pero cómo llegaremos a tenerla?, preguntaban los más irresolutos. “La pediremos al Gobierno”, aconsejaban los que pasaban por sensatos; pero los más jóvenes, y sobre todo las mujeres, protestaban contra esas resoluciones cobardes y votaban por emplear la violencia. “Recordad”, decían los más exaltados, “que cuantas veces hemos pedido justicia o hemos protestado contra alguna infamia de nuestros amos, el Gobierno ha tomado los mejores de nuestros hermanos para encerrarlos en los cuarteles y en los presidios”. Y entonces consultando su memoria, cada uno de aquellos hombres y de aquellas mujeres exponían ejemplos de esa naturaleza, que daban la razón a los exaltados. Se acordaban de Juan, que fue sacado de su jacal a altas horas de la noche y fusilado cuando apenas habían caminado media legua de las casitas, solamente porque no permitió al amo que abusase de su compañera. Los ánimos se enardecían al recordar tantas infamias pasadas y al comunicarse las presentes. Un cojo dijo: “Perdí mi pierna y mi brazo militando bajo las órdenes de Madero, y aquí estoy, cargado de familia y sin saber si mañana tendré para que mis hijos tengan un pedazo de tortilla que llevase a sus boquitas”. Otro dijo: “Hoy me ordenó el amo que matase las cinco gallinas que tengo en mi corralito, pues de lo contrario las tomará él para el corral de la hacienda”. Otro más expuso: “Ayer me dijo mi hija que el señorito la ha amenazado con hacer que su padre me mande a presidio si no le entrega su cuerpo”. Continuará…
(Tomado del periódico “Regeneración”, Número 68, 16 de diciembre de 1911)

Telaraña: El 22 de marzo del 2009, se presenta en el Palacio de los Deportes, D.F. La guitarra más sensual del Rock and Roll: Carlos Santana, en su gira por México./
El modulo de credencialización del gobierno Legítimo de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, estará todos los sábados y domingos en la Plazuela de San Juan, en Taxco, de 12 pm a 6 pm. Solo es necesario llevar credencial del IFE.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Hermanos Flores Magón

    Hermanos Flores Magón, periodistas y revolucionarios.
  • Genaro Vázquez

    Genaro Vázquez, líder de la guerrilla ACNR de Guerrero. Foto: Armando Salgado
  • Lucio Cabañas

    Lucio Cabañas, líder de la guerrilla del Partido de los Pobres, de Guerrero.
  • Guerrillero Sandinista

    Foto: Susan Meiselas 16/07/1979 Managua.
  • Flickr Photos

    Más fotos
  • Sergio Lugo

    Periodista, político y promotor cultural de Taxco, México.

  • Regeneración

  • Presentación del libro “Una vida de guerra” de Armando Salgado

    Dentro de la “IV Feria del Maíz y el agua en Taxco”, te invitamos a: La presentación del libro “Una vida de Guerra” de *Armando Lenin Salgado, periodista autor de fotos de Genaro Vázquez, el movimiento estudiantil de 1968, los “halcones” del 10 de junio de 1971 y del E.L.N. de Colombia, donde participó el cura Camilo Torres. Fecha: 23 de abril del 2010. Lugar: Museo Casa Humboldt. Hora: 7 pm. Comentan: Gregorio Fernández (Compañero de armas de Genaro Vázquez, originario de Huixtac, municipio de Taxco). Sergio Lugo (Periodista). Cuauhtemoc Sandoval (Ex diputado federal de Guerrero). Saturnino Abarca (Director del Museo Casa Humoboldt). *Armando Salgado es un fotógrafo cuya familia es originaria Iguala Gro. Es el autor de las fotos más famosas del profesor Genaro Vázquez, quien le concedió una entrevista en la sierra de Guerrero, en 1971. Justo cuando el gobierno estatal y federal por medio del ejército estaban persiguiendo al guerrillero, líder de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria. Igualmente es autor de fotos sobresalientes del movimiento estudiantil de México en 1968, resalta el famoso “bazukazo” (del ejército) a la puerta de la Preparatoria 1 de San Ildefonso; cuando el ejército entró al zócalo capitalino y cuando estaba en Tlatelolco en la plaza de las tres culturas luego de la masacre a estudiantes principalmente de la UNAM. En su libro “Una vida de Guerra” relata también la represión del jueves de corpus, el 10 de junio de 1971, cuando los “halcones” mataron a decenas de estudiantes del IPN y la UNAM. Por si fuera poco, Salgado convivió con la guerrilla del “Ejército de Liberación Nacional” E.L.N. de Colombia, en 1967, donde participó el cura católico Camilo Torres quien murió combatiendo. Por lo anterior, Armando Salgado sufrió la tortura del terrible Miguel Nazar Haro bajo las órdenes de Luís Echeverría. Actualmente Salgado vive en su rancho ecológico en Pilcaya, Guerrero. Luego de 20 años de censura, su libro “Una vida de Guerra” salió a la luz pública en 2009 gracias al entonces diputado federal, Modesto Brito González, originario de Teloloapan, Guerrero, ferviente seguidor del ideario de la A.C.N.R. Texto: Sergio Lugo. Información www.redocelotl.wordpress.com Red Proyecto Ocelotl Red Social Club: www.redsocialclub.wordpress.com redsocialclub@yahoo.com Museo Casa Humboldt 622 55 01
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 6 seguidores

  • www.twitter.com/redsocialclub

  • Comentarios recientes

    rubber sheet en La resistencia y perseverancia…
    Benjamín Díaz Salaza… en Mujeres de Izquierda en México…
    cub cadet oil filter en Vicente Guerrero
    Teresa Gómez en El Portero de The Doors (Ray…
    Carlos Moreno en Bendito corazón espinado (Igle…
  • Sergio Lugo

    Periodista, colaborador de opinión en "La Jornada Guerrero". Revista "Con Taxco", y en la estación de radio "Radio y Televisión de Guerrero" 1 310 AM Taxco. Escribeme redsocialclub@gmail.com

  • Red Social Club