Poesía de Víctor Jaen, sacerdote del FSLN

 

TRIBUTO AL AMOR MUTILADO

Cuando nos toca el amanecer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Víctor Manuel Jaén Suárez.

 SECRETARIA DE EDUCACION PÚBLICA.

INDAUTOR  No. De Registro: 03-2003-080709525700-14

www.redsocialclub.wordpress.com/victorjaen  

 

 

 

 

 

 

 

Al Padre de la Patria:

Augusto César Sandino.

 

 

 

 

 

Al Apóstol de la liberación:

                                                                              Rigoberto López Pérez.

 

 

 

 

 

 

 

Al Esposo de la Patria roja y negra:

Carlos Fonseca Amador.

 

 

 

 

 

 

 

A los (as) que con su vida hicieron posible la Revolución Popular Sandinista:

Uno de los sueños más bellos que le mutilaron al amor.

 

 

 

 

CONTENIDO:

 

Pág.                                                                      Pág.

 

PRESENTACION                               4                DESNOCHE                                   44

YHWH                                                   5                 XV AÑOS                                      45

LA HORA 25                                        6                 ATRAPADA                                    46

ANAMNESIS 1                                    8                 EPIFANIA                                        47

ANAMNESIS 2                                    9                 EDAD DEL SOL                             48

ENCUENTRO CERCANO              11                 ORACION                                       49

ADICCION                                         12                 10 DE MAYO                                   50

INSEPARABLES                              13                 MODELO                                          51

AUTOEXCOMUNION                      14                 YOLLOTL                                         52

ANSIOSA PACIENCIA                    15                 JARDIN ENAMORADO                 53

ESPIRITUALIDAD                            16                 CONTRAREVOLUCION               54

CASTIGO DIVINO                            17                 FE                                                      55

RIP                                                      18                 ESPERANZA                                  56

DESPEDIDA SIN ADIOS                19                 CARIDAD                                        57

A UN CRUCIFICADO                      20                 RECALENTADA                             58

TRAGICA AUSENCIA                     21                 ASTROLOGIA                                 59

HUELLAS DE VIDA                         22                 BIOGRAFIA                                     60

EXEGESIS                                        23                 DOS GENESIS                               61

MELANCOLIA                                   24                 GRANADA DEL CARIBE             62

MICROCOSMOS                              25                 PROFESION DE FE                      63

MUTACION                                        26                 REVELACION                                 65

AQUI Y ALLA                                    27                 MIXTLI                                              67

REAPARICION                                 28                 APOSTASIA                                    69

NEOATEISMO                                  29                 UTOPIA                                            70

EXTRAÑANDOTE                            30                 CARDONAL                                    71

MONOLOGO                                     31                 MARIOMANIA                                 72

RECREACION                                  32                 VIRTUD PIADOSA                         73

SODOMITA                                        34                 S. O. S.                                             74

SINDROME PETRINO                    35                 CUATRETO                                     75

FANTASIA                                         36                 PROYECCION                                76

SACRAMENTADA                           37                 DIACONIA                                       77

AUTOGENESIS                                38                 NOCTURDIAL                                 78

HOMOESCATON                             39                 VOCACION                                     79

GEO-2                                                 40                 CAPITULACION                             80

MI SILENCIO                                     41

ROMPIMIENTO                                 42

RETABLA                                          43

PRESENTACION.

“Entonces el Señor extendió la mano, me tocó los labios y me dijo: Yo pongo mis palabras en tus labios. Hoy te doy plena autoridad sobre reinos y naciones, para arrancar y derribar, para destruir y demoler, y también para construir y plantar.”   Jeremías 1,9-10

 

Desde hace 500 años el cristianismo se ha ido realizando en este continente a través de diferentes vertientes. Todas y todos, directa o indirectamente, somos parte de esa experiencia. A quienes directamente estamos ligados a cualquiera de dichas vertientes, llamadas iglesias, se nos enseñó que tenemos el compromiso de ser profetas en medio del modelo de sociedad que nos ha tocado vivir. Modelo gobernado por personas que en su mayoría se dicen cristianos y muchos de los cuales hasta fueron instruidos en colegios con esa confesión religiosa. Desde este aspecto, hay una situación parecida a la que le tocó vivir a Jesús el Hijo de Yahvé; con la diferencia de que ahora el Emperador, Poncio Pilato y el Sanedrín dicen que actúan inspirados por él y con la bendición de él.

 

Al igual que en los tiempos bíblicos, hoy se expresan falsos profetas. Están los profetas “talibanes” que se dedican al terrorismo verbal en calles, auditorios o templos para controlar incautos. Maniqueístas y chantajistas en su estilo. Están los profetas complacientes con los poderosos, que se han dedicado a la moralina para no ser tan evidentes en su mancuerna con las dictaduras en el pasado y ahora con las democracias cristianas. Todos con el pretexto del Evangelio, aunque en el fondo están más interesados por el dinero, el poder, el protagonismo.

 

Al igual que en los tiempos bíblicos, en estas décadas han surgido verdaderos profetas que en su gran mayoría han sido asesinados, como el Profeta Jesús, el  Hijo de Yahvé. Recordemos al Arzobispo Oscar Arnulfo Romero de San Salvador. Por quien el Vaticano no ha tenido prisa en canonizarlo, aunque no lo necesita. Dice Anthony de Mello: “El sistema sólo canoniza a los que se conforman con él”. Recordemos a los miles de cristianos torturados y asesinados en Latinoamérica, por tomarse en serio su compromiso de profetas. Ayer judíos asesinando judíos y ahora cristianos asesinando cristianos, todo en nombre del Dios verdadero; esta es la peor de las apostasías, el peor de los ateísmos.

 

Urge profundizar la crítica a esa cristiandad diabólica, que más que fe religiosa es una ideología narcotizante al servicio del estado. Aún no soy profeta y no escribo como profeta, pero desde mi participación en el derrocamiento de la dictadura, en lo que fue la Revolución Sandinista, y desde mi experiencia de fe en Jesús el Hijo de Yahvé, hago esta pequeña aportación metafórica como un homenaje a la etapa más gloriosa en la historia reciente de Nicaragua. En el convencimiento de que renacerá la esperanza y habrá que retomar la construcción de otra civilización que supere a la presente, donde el Supremo Amor, Arquitecto de los Universos, se glorifique en sus hijas y sus hijos en este planeta.

YHWH

 

Yo Soy Jesús,

la primera y única voz en el vientre de mi Padre,

el primer canto antes de engendrar las palabras.

Yo Soy Emmanuel,

el pensamiento y el sonido del amor

antes de que las galaxias abrieran sus pétalos,

en tanto, la luz corría por mis venas.

 

¿Metafísica, filosofía, ontología, teología?

yo nunca conocí esos torcidos caminos,

cayeron de la bolsa de algún vagabundo;

Soy los labios acariciando tus neuronas,

el oxigeno que enciende tu sonrisa,

el orgasmo que expande el universo,

el baúl donde columpias tus recuerdos.

 

Soy el viento vespertino

recogiendo la hojarasca,

para regresarla al polvo

y esparcirlo en la noche del olvido.

La creación se implosionó en mi ser

al encarnarme en el vientre de mi Madre.

Llegué para sembrar luceros en otro firmamento,

y me expulsaron exprimiéndome en un madero.

 

Casi dos días han transcurrido,

desde que me oculté entre las nubes,

y no han dejado de enlodar mi nombre.

Ahora llego antes de este fin

porque muy pocos han comprendido,

hoy detengo la Pascua y trenzo el látigo,

hoy la casa de mi Padre es un mísero antro.

 

No Soy el Cristo colgado en sus paredes,

ni el Dios aliado de empresarios o políticos.

Estoy harto de sus liturgias de Semana Santa,

“misericordia quiero, no sacrificios”;

me provocan vómito sus Navidades,

me enferman sus cenas de Fin de Año.

No Soy el Cristo de Obispos y Arzobispos,

ni el Señor de los Pastores Evangélicos,

odio la falsedad de sus predicadores,

yo jamás les pedí que me adoren.

 

LA HORA 25

 

00:00 a.m. Es la hora de la Adoración Nocturna,

el templo se ilumina con gases y fluidos corporales,

banderas, estandartes, distintivos, rituales.

Al otro lado, hay otros cuerpos en llamas,

la recamara del cura se nubla con humo de carrizo,

mientras cambia la película, le esperan en la cama,

varias botellas vacías ruedan en la alfombra.

 

Es la hora cuando el nombre de la Bestia es Cristo,

ellos lo saben, los de sotana, solideo y esclavina,

los de saco y corbata, esgrimiendo su Holy Bible;

ellos que bajan a algún casino de Las Vegas,

para gastar devotamente en un parpadeo

lo que un niño de la calle morirá sin ver.

Cuando tienen su liturgia el polvo de ángel,

la fiebre premonitoria, la adrenalina en la frontera,

la agonía del secuestrado, la piel seca por hambre.

 

Es la hora del negocio del terror,

hay luces encendidas en la Casa Blanca,

los generales confiesan su máximo anhelo

los ministros deben contestar el teléfono,

ellos abrirán las cloacas del infierno.

El Hijo de la Bestia ha izado su cola

para azotar una vez más la tierra.

La guardia pretoriana aceita sus espadas,

radios, televisoras, preparan palos y piedras,

rezan las aves de rapiña y los sepultureros.

Inexorable regresa desafiante el pasado,

mi pecado se adhiere como sanguijuela.

 

Es la hora del Dios de los Ejércitos,

lo proclama el aire envenenado

lo escribe cada herida radioactiva

lo pregona la fetidez de los ríos.

Lo hemos visto y lo hemos tocado:

el petróleo bendecido con la sangre

la podredumbre del imperio de la ley.

 

Es la hora del fraude electoral, el del banco,

un maletín se esconde bajo el asiento trasero,

una campesina es violada en un país extranjero,

un fraile recibe en su celda la visita no deseada,

mientras en una calurosa cárcel de Guantánamo

unos beben cerveza y otros respiran el destierro.

Una voz clama en los rascacielos:

¡corran, preparen el refugio!.

Y el único refugio será el infarto,

la navaja cortando las muñecas,

el disparo en la sien, la previa despedida,

el rompimiento del cuello o la sobredosis,

el autoexilio a la locura o las anfetaminas.

 

Es la hora del nuevo orden

el cabildeo ejecutor del genocidio

la globalización de la mierdocracia

el estupor por el cinismo belicista;

lo meditan en secreto los gusanos

de los cementerios clandestinos.

 

Se acicala el Democratizador

se afilan los tambores

se petrifican todas las banderas

se atizan las campanas

se glorifica el titanio reforzado

relinchan cuatro caballos,

Dios ha encendido el crematorio

Dios hará llover fuego.

 

Es la hora de la orgía con la Santa Muerte

la ubre de los coaligados mandatarios

la hora nona de los pueblos

la marca en la frente y el costado

la infalible herejía pontificia

el apostolado de la narcopolítica

el letargo en las conciencias

el burdel de los partidos políticos

el insomnio permanente,

reencarnó la gerontocracia imperial.

 

Anás y Caifás han vuelto a gritar:

“¡No tenemos mas rey que el Emperador!”.

En tanto, los tercos de siempre,

fraguaremos el estallido de otro parto.

 

ANAMNESIS 1

 

Mi Hacedor, ¡escucha mi lamento!

atiende sin demora a mis gemidos

escucha el ardor en mi estomago

Tú que multiplicas panes y pescados.

 

No tengo dinero para defender mi causa,

ni amigos en las oficinas de sus Palacios.

Sólo soy un número en sus estadísticas,

una arenga en las curules de los capos.

 

No eres amigo de sus patrioterismos

ni el vil cómplice de sus encuestas

te ríes de sus planes de gobierno;

sacudes el polvo de tus sandalias

ante sus viejos circos electoreros.

 

Aborreces sus estrategias de campaña

la zanahoria que arrastra al necesitado

su hipocresía que golpea por la espalda

su alianza con traidores y sanguinarios.

 

Sus caras obscenas son deprimentes,

sus corazones maquilan las mentiras,

sus gargantas son letrinas abiertas;

mientras nos aturden los tímpanos

reparten manzanas envenenadas.

 

¡Oh Sabiduría Universal!,

guíame con tu Evangelio,

no el de púlpitos o tribunas,

porque mis enemigos me acorralan,

¡alláname la autopista de tu justicia!.

 

¡Que sea bienaventurado el resto fiel!,

y en tu mano encuentre el júbilo eterno;

bajo tus alas siembre la fiesta callejera,

y bendiga por siempre tu Santo Nombre.

 

 

 

 

 

 

 

ANAMNESIS 2

 

¡Oh Hacedor Infinito!,

nosotros somos testigos,

de lo que fue en el principio,

y algunos aún se atreven a contarlo,

lo que Tú hiciste hace unos decenios,

cuando los somozas se fueron al pasado.

Sus lacayos huyeron en todas direcciones,

y aquel primer día como gacela brincó.

Se multiplicaron tus manos,

para echar fuera al dictador.

 

No fueron fusiles ni bombas caseras

lo que nos dio la victoria,

nosotros no conquistamos el poder,

¡fue tu amor y tu justicia,

el fulgor de tu sabiduría,

que nos acompañaron noche y día!.

 

¡Mi Escudo, mi Salvación!,

Tú das la victoria a los pueblos,

vencimos por Tí a guardia y ejercito,

¡en polvareda huyeron los asesinos!.

No podíamos confiar en nuestros AK-47,

ni las granadas derrotarían a los fascistas;

Tú nos diste astucia y valor para vencerlos,

quien vistió de payasos a quienes nos odian,

quien nubló sus mentes, confundió sus planes.

Tú, Yahvé, serás siempre nuestro orgullo,

¡oh, Arquitecto, Albañil y Artesano,

las naciones te rendirán vasallaje!.

 

Pero ahora sentimos tu rechazo,

la vergüenza es el pan de cada día.

Claudicaron los neorrevolucionarios,

perdieron el honor, nos traicionaron.

Nuestro aspecto no tiene nada atrayente,

¡los huevos de la serpiente están vacíos!,

vuelven a robarnos, saquean lo que quieren.

Nos han entregado a empresas extranjeras

como ovejas que conducen al matadero,

nos dispersaron como en mesa de billar

entre las naciones del sur y del norte,

han vendido a tu pueblo muy barato

y no te apiadas de nuestro hartazgo.

 

Nos han convertido en blanco de todos los insultos,

nuestros detractores nos escupen y ridiculizan.

La gente perversa se burla de nosotros,

truenan los dientes, mueven la cabeza.

Somos humillados en todo momento

se nos cae la cara de tristeza,

por culpa de los esbirros

en pie de guerra.

 

Esto nos ha ocurrido

por besar ídolos de barro,

por hincarnos ante jerarcas carniceros

por confiar en demócratas mercenarios.

¡Abandonamos el pacto contigo!,

te cambiamos por cuentas de vidrio,

escondiste tu rostro como castigo

y nos trituran en este valle de huesos secos.

¡Nos ha cubierto la más oprobiosa oscuridad,!

aciago el día que preferimos al Dios extraño,

por ese engaño nos expusimos a la muerte,

nos tratan como sarnosos perros callejeros.

 

¿Por qué duermes en esta tempestad?,

¡despierta, despierta, despierta,!

a Tí te grito, ante quien se derrite el abismo,

¡no nos rechaces para siempre!,

no te escondas en este huracán de alquitrán.

¿Por qué te olvidas de este pueblo,

que sufre tanto, tanto y tanto.?

La patria vive descoyuntada y pisoteada,

arrastrada por el fango como un trapo.

¡Levántate, vuelve a ser nuestra armadura,

ayúdanos y sálvanos por tu gran amor.!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENCUENTRO CERCANO

 

Que agradable pecado fue encontrarnos,

y compartir un nicho clandestino.

 

Mi dañada bragueta fue a tus ojos:

lo que el presupuesto a los funcionarios.

Me sorprendieron los lirios de tus pechos:

y oír disparates de histriónicos candidatos.

Describieron tus manos un brusco nerviosismo:

tan intenso como prostituir al país en otro acuerdo.

Se diluyó en otras sábanas tu maquillaje de temprano:

como trámite en el mercado de las oficinas de gobierno.

 

De reojo vi un robusto triángulo bajo tu ombligo:

distinto al del político, el obispo, el empresario,

amancebados en alegres comidas de negocios.

También promocioné mi miembro,

impulsándolo contra el erótico nailon

que delineaba tu monumental trasero:

tan fácil como torcer la ley en los juzgados.

Sé que esperabas te envolviera mi cuerpo:

como esos tres al cheque del Dios y Diablo.

 

Lástima, que molesto imprevisto,

llegó el momento de bajar del metro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ADICCION

 

Abrí los ojos y vi a otro intoxicarse

con el muladar de las musas rentables,

de los que condimentan sopas de retrete

y las encumbran en el gusto porcino

de los televidentes que son amaestrados.

Los artistas de oropel tienen sus canales,

en donde globalizar sus diarreas culturales.

Cada noche se viste de féretro putrefacto,

cuando se bañan los teleadictos comensales

en el impetuoso caudal de rellenos cerebrales.

 

Con desgano volví a abrir los ojos,

otro más se atosigó con su pastura,

epiléptico de tanta perorata alquilada.

Sudó desesperado, pagó más asesores,

cada noche cae en un mar de incertidumbre,

el castrado hijo del hijo predilecto de la cámara.

Se abrió el sierre de los pantalones importados,

y firmó en el potrero de la oratoria republicana,

emotivo prometió lo incumplido de antemano,

ante una andanada de balidos nacionaleros.

 

Quise y no pude cerrar los ojos,

otro más se recargó en el ambón,

trastabilló en su hierática elocuencia,

pero saltó enérgico, triunfante, convincente,

ufano se abanicó con su pecunio de plástico.

Dios bendice su elite de líricos dinosaurios,

mercadotecnia de la nueva evangelización,

libre comercio de los clérigos de aparador.

Firme, su madre y maestra omnipotencia,

su gansteril credo es parte de la nómina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INSEPARABLES

 

Creí poder llegarte

al imaginar un sin fin de horizontes juntos,

intenté seguir al autobús que te llevó al trabajo,

soñé con vencer este laberinto de humanoides

que fueron arrancados del mundo de los vivos.

 

Me atreví a disparar ira en nuestra defensa

sin que los magnates de alzacuello lo supieran,

pues se ha exaltado el Sanedrín

se ha despertado el Leviatán.

 

Oprimí las imágenes al buscarte,

y, ni el indigesto Dios,

ni su temible diestra,

ni el mísero burócrata,

ni la halitosis policíaca,

ni el error apocalíptico,

ni los amuletos de Santa Elena,

evitaran esta sabrosa convulsión

cuando siento que me vives dentro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AUTOEXCOMUNION

 

Ignoran nuestras borracheras de sudor,

su amasijo de virtudes les impiden intuirlas,

y sin embargo,

en convencional credo las discutieron.

 

¿Por qué no ahorraron estupidez.?

¿Por qué ortodoxamente profanan este amor.?

 

No era necesaria la letanía de sofismas,

la pasarela de filacterias,

sus achacosas dietas,

sus apostólicas flatulencias,

y nuevamente concluir la urgencia de ventilar sus lapidarios sesos,

cuando formamos el escapulario de las artimañas de la lujuria,

con nuestros sacerdotales cuerpos,

sin sus ridículos enredos evangélicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANSIOSA PACIENCIA

 

Para esperarte,

no calentaré café,

ni ocuparé el cenicero,

ni tronaré los nudillos,

ni temblaran mis piernas,

no inventaré un mundo de traiciones,

no haré una lista de posibles accidentes,

ni simularé leer el periódico o ver televisión,

ni intentaré entretenerme con tu peluche preferido.

 

Investigo qué lugar no te he besado,

sueño con dormirme bajo tus axilas,

te imagino olores y sabores inéditos,

añoro el amplio estéreo de tu pecho;

y cuando rasguemos la cortina del baño

menguada tu sed, tu hambre, tu cansancio,

me dibujaré con las puntas de tus dedos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESPIRITUALIDAD

 

Lo infinitamente sobrenatural:

no es besar el anillo de la piedra romana,

si no esculpir en mil formas tus orejas con mis labios.

No es comprar boletos para tocar lugares santos,

porque más santos son tus orificios,

cada uno de sus milímetros.

 

Lo perfectamente sublime:

no es tener cerca una maratónica risa presidencial,

si no perfumar mi rostro donde tus piernas se unen.

No es ver una multitud de cuatro patas,

vitoreando a quien defecó en la constitución,

si no tan sólo escalar lentamente el tic tac

cuando se derrama la miel de tu complicidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CASTIGO DIVINO

 

Llegó la pesadilla urdida en el Pentágono,

a detectar la vida partieron los aviones,

olfatearon carne virgen,

sacudida por el estruendo

escarchada de terror

esperando la embestida.

 

Sólo quedó la libertad a ejercer el grito,

sin esperar respuesta a tu: ¿por qué?.

Vivir hasta el último segundo,

anhelando quedar herido,

retardar la partida hacia lo etéreo,

ese momento no fue para noticieros.

 

A ti que ya no eres de esta especie,

y andas en busca de Jehová o de Alá,

tus alas heridas piden volver,

pero, ¿volver a dónde?.

 

Sin delito y sin juicio te despojaron de tu piel,

una lluvia de ambición la transformó en humareda,

por voluntad divina terminó tu espacio y tu tiempo,

caro el decreto de modernizar la muerte.

 

Pero no entristezcas,

algún poeta alucinado te mutará en astro

en flor silvestre o en trinar de pájaros,

o quedaras destinado a perder los brazos

de tanto tocar un arpa aburrida.

 

Fue “un daño colateral”

dijo el frívolo vocero oficial,

un cristianísimo error,

mejor que miles mueran por la nación;

¿a quién rezar?, ¿con quién pelear?,

y aunque muy pocos escuchen,

eres parte de mi voz,

sólo queda gritar en donde sea

ante otro próximo error.

 

 

 

 

RIP

 

Dichosos ustedes,

cubiertos de mármol y no de mugre,

como la que llevan

los que cargan su vida en los campos.

 

Dichosos ustedes,

descansando en santa paz,

sepultados bajo el icono de nuestro Señor,

de la Santísima Virgen,

de un glorioso santo,

jamás en una fosa común.

 

Dichosos ustedes,

que siempre vistieron elegante,

y hoy se visten con orquídeas o tulipanes.

Los bastardos que se vistan con cartones.

 

Dichosos ustedes,

que fueron más vivos que muchos muertos,

porque heredaron el oficio de matar por dinero

y aún no quieren morirse.

 

Dichosos ustedes,

que murieron reconciliados con su Dios,

protegidos con mentiras piadosas,

compartiendo la rotonda de los ilustres.

 

Dichosos ustedes,

clientes de primera de la expo funeraria

buenos, virtuosos, lo más selecto;

que no pudieron morirse lentamente

que no visitaron los peritos judiciales

ni se pudrieron en los caminos.

 

Dichosos ustedes,

que no pueden esperar el día del juicio,

porque no habrá mas juicio que el olvido,

porque están muertos al castigo.

 

 

 

 

 

 

DESPEDIDA SIN ADIOS

 

También se terminó

era tan solo un esqueleto

que empezaba a tomar carne

otro vacío de amar sin ser amado

de acariciar otro momento de felicidad

y despertar en los brazos del silencio total.

 

Otra vez se terminó

la posibilidad de acompasar

mi respiración con otro alguien,

pero también vuelve a renacer

el violento perreo sobrehumano

el vaivén del serrucho del placer

en este invierno que no lo será

olvidando el caminar de la noche.

 

Otra vez siento el bullir de espectros

que no se visten de piel

que no saben lo que pasa en mis cobijas

que no desfallecen bajo mi peso

que no se apiadan de mis bajas pasiones.

 

Tú también te fuiste

como globo que se escapa en un descuido,

ese helio que llevaba era mi existencia

ese hilo que aleteaba mi cordón umbilical.

 

Tú también tuviste miedo de amarme

como aún te amo,

porque mi amor tiene esta medida,

es cada pulso, cada latido,

mi vida misma,

soy amor incorporado.

 

Otra vez seguiré esperando,

no deseo que salga el sol

son las desveladas contigo

lo que más extraño,

y talvez de tanto y tanto

estampar mi pensamiento,

halle una persiana abierta

invadida por otro cuerpo.

 

 

 

A UN CRUCIFICADO

 

Sentado te veo allá en lo alto

urge bajarte de la cruz

y darte cristiana sepultura.

 

Surgido de un brocado lienzo,

casi veinte siglos

multitudes a tus pies,

como una mariposa disecada

clavado en un museo apolillado.

 

Un consistorio de hienas

a veces pasa olfateando

los tiránicos siglos de espanto

que por ti se desencadenaron,

una bandada de calvos zopilotes

te trazan coronas en el cielo

recordando nostálgicos tiempos

cuanto fuiste la carroña preferida.

 

No será vergonzoso tu entierro

tendrás tu cripta de cemento,

me encargaré del novenario

de pagar las misas a tiempo;

epitafio: “Al Maestro con cariño”.

 

Pero millones de ángeles caídos

te resucitan a cada momento,

la rúbrica hay que cumplirla,

son tus humildes parásitos

grabando INRI en tu leño.

 

Ellos mismos otra vez

habrán de condenarte

olvidaron que viviste,

mejor baja a la tumba

Mesías de los buitres

reina en el mutismo.

 

 

 

 

 

 

TRAGICA AUSENCIA

 

No llegara la primavera

en vano seguirán esperando

los románticos devaluados

que las flores regalen sus colores

los árboles estrenen sus violentos follajes

los insectos nos deleiten con sus danzas.

 

Le fue prohibido a la naturaleza

llenarnos de cantos y alegría,

mientras se burlan de ella en la pantalla.

 

Le fue impuesta una muralla de cadenas

de polímero, vidrio, aluminio,

que entienda que gobierna la tecnología.

 

Hoy tenemos corazones de galleta

una risa de duende congelado

un refresco de cola por cerebro

un estómago de papas fritas,

porque a nuestra casita de patio

la pintaron con barras y estrellas.

 

Pero la primavera es cosa seria,

por eso está bajo prisión

en este gótico planeta,

si algún día quieren que regrese

recuerden que a ella se le invoca

sólo en ella se duerme y se despierta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HUELLAS DE VIDA

 

Hay pies grabados en los ríos de la selva

gotas de lluvia que se entregan a la tierra

abejas auto inmoladas defendiendo su pureza

inocentes hierbas escondidas entre las rocas.

 

Hay corazones grabados en los parques

el smog aspirado por limpiadores invisibles

frágiles pichones agonizando en alguna parte

semillas que se convertirán en dulce sangre.

 

Por ellos, con ellos y en ellos

elevo mi gemido al Infinito

por ellos me acerco reverente,

viajo a través del misterio,

y enérgico repito en Te Deum:

santa, santa, santa, santa

la majestad de la naturaleza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EXEGESIS

 

Sujetas contundente el ambón

para imponer el acento o el punto

las ideas, la sentencia, el discurso,

hablas de la civilización del amor

esparciendo ósculos de asfalto.

 

Ahora ríes por el comunismo convertido

resoplas incesantes clamores a tu Cristo,

embarrando de empalagosas emociones

la entumida impronta de tu esencia divina.

 

Sin prisas,

se me borra lo que sale de tu boca

porque me aterra tu rencor fermentado

tu sordo témpano de celestial portero

el filo indómito de tu lengua rezandera.

 

Ahí estás,

agobiado en un rincón del Estado más pequeño

acostado sobre una estela de velas encendidas

sorbiendo la omnipresente polución occidental.

 

Los patriarcas te abanican con la Piedra Teologal,

tus profetas te deleitan con la música de tus dogmas,

bañándote con la leche y la miel de tus encíclicas

los reyes te agasajan con el manjar de sus envidias.

 

¿Qué te aqueja hijo mío.?

En cortinas de incienso los mortales se te rinden,

miríadas de tu fábrica de santos te ensalzan,

en tanto, nunca terminarás de imaginar,

las edades que faltan para seguir adorándote.

 

Y tú que temías,

a los grises calvinistas belicosos

a los insípidos ateos de escritorio

a los temblorosos aullidos de liberales;

sólo fueron tus fugaces pasatiempo

hoy tus muy discretos cortesanos

emulando la droga de tus engaños.

 

 

 

 

 

MELANCOLIA

 

Cae el agua y no la veo

de pronto se olvida respirar

se manchó la tarde que era limpia

los lentes se opacaron con otras aguas.

 

Pasan a gran velocidad

una cajetilla vacía de cigarros

propaganda de un partido

un desfile de envases sucios,

¿dónde tender la mirada adolorida?.

 

Quiero poder expulsar telaraña

para perderme en un bosque,

recargar mi plomo en la pared

bajo un alero que chorrea;

este es uno de esos días

en donde la tristeza no te suelta,

llegan y te estrellan por sorpresa,

porque mil cosas chocaron al minuto,

y otras tantas hacen falta en tu faena.

 

Son muy opresores

obligan a darles importancia

te torturan en todas formas sin piedad

hasta que llegue el hielo a los tuétanos.

 

Pero hacen falta días como este

completar el paisaje del abanico

aprender a paladear la soledad

poner erecto el abandono,

porque se recorrieron otras calles

que sin saberlo se construyeron

por túneles insospechados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MICROCOSMO

 

Seguiremos sumando años

con relojes y calendarios descompuestos,

restaurando nuestras máscaras

ante el niño come tierra

que descubre juguetes en sus deshechos.

 

Aparecen de un plumazo los números

de un nuevo espacio de tiempo

que es y no es el nuestro,

la vergüenza enajena nuestra piel

empezamos a preparar la despedida.

 

Allá afuera podrá desaparecer una galaxia

cristalizarse mundos nuevos,

aquí olvidamos como se abre nuestra alma

y cultivar los frutos de la noche.

 

Escondidos y enjabonados en el baño,

nerviosos nos tatuamos con las manos

las inmoralidades que querían escapar

de las hogueras que aun se encienden,

aferrados a un directorio de analgésicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MUTACION

 

Caerá el viejo papel tostado por los años

bajo el peso de un autógrafo olvidado

regalo de fantoches histerias de momento

irremediables serán parte de lo absurdo.

 

Se irá el desfile de éxitos

como escupitajo que se seca

como eructo en cena de conquista,

intrascendentes hasta la agonía

golosinas que empalagan y se tiran.

 

Cambiará el termómetro emocional

se estrenarán nuevos alaridos

nuevas giras de conciertos

agregando más papel a los estadios

para después poco a poco ir cayendo.

 

Entonces

con mucho ingenio

tu sin saberlo

pagando el precio

tu ídolo regresará

a limpiarte el trasero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AQUI Y ALLA

 

Hay poesía en cada madrugada

sí dos cuerpos se enroscan en ardor,

sí en la quietud de las calles bajo el frío

se sale a esperar el metro o el autobús.

 

También en los perros de la calle

que en un rincón el sueño los llamó,

en el hedor promiscuo de un barrio perdido

en el maullido infantil de un celo desbordado.

 

Hay tercetos cuartetos sonetos

sí la grasa del taller huele a pecado,

sí un ejército de insectos encuentra algo

en un cuartucho que es sala cocina comedor.

 

También al apagarse las luces de la calle

y al por mayor escapan los suspiros,

y el coraje se impuso a la paciencia

porque toda la noche lloró el niño.

 

Cuando el astro rey casi despierta

hay un elegante soplo de panteón

entre las pulcras casas señoriales,

cuando el ronquido es delirio de grandeza

cuando se sueña con un yate en alta mar.

 

En inmanente catálogo de colchas

hay un muestrario de cuerpos perfumados

momificados con delicadas sedas y franelas

solemnizados con finos muebles estilo inglés;

por sus corazones por favor no preguntéis,

están diseccionados en Santa Fe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REAPARICION

 

Pobre Juan Diego

no tenías que quedarte

no debías suicidarte

en Palacio del Obispo.

 

Ya no eres Digno,

te han mudado por conjuros

te domesticaron con el canon

eres carne de cañón.

 

Sumido en tanto rezo,

la flor de tu alegría se secó

ahora aprendes a sonreír,

el cobre que te pinta se calló

ahora aprendes a sufrir,

eres despojo de la mezquindad

para los caprichos de otro Dios.

 

Ni en sueños coges

ni a solas ríes

ni en broma bailas

ya no vives,

te doblegó

la senectud estéril.

 

Recupera las rosas

las marchita su Eminencia,

regresa a tu jacal

únete al canto de tu pueblo,

bájate del altar

huye por el campanario,

en el cerro te están esperando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NEOATEISMO

 

No vine a este lugar para adorarte

alguien te proyectó su narcisismo

y estarás cansado.

 

No he venido a darte gracias

no lo esperas y no lo siento

odiamos el protocolo, el servilismo.

 

No te pediré que me ayudes

no más paternidad de catecismo,

¿será que te estoy creciendo?.

 

Sólo he venido a decirte

que me olvido de que existes

que estoy fastidiado de creerte

que no soporto que me busques

que odio tu nombre en los camiones

y sin embargo siento que te extraño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EXTRAÑANDOTE

 

Se me cerró la boca

por el peso del alcohol,

no mido la distancia en kilómetros

la miden estas lágrimas

que no puedo contener en el pecho,

fiebre que no sanan devociones

esas perversiones del dolor,

perfección del culto a los negocios.

 

Desde este otro templo

purificado de dioses y demonios

me doy cuenta que te rastreo

extasiado al mirar mi cuerpo adormecido

deseando y aborreciendo este momento

de no saber si en verdad te extraño

que en cualquier dimensión te llamo.

 

Paseo mis ojos en derredor

raros los objetos que voy viendo

me parece descubrirte a lo lejos

creo que me acerco;

ahora sé que eres tu

en esta foto que acaricio con susurros,

me rescatas de este tornado de mareos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MONOLOGO

 

Entra sin temor y acércate

pero ya no te sientes

sólo toca los sillones,

olvidaron la forma de tu cuello,

de tu espalda, de tus nalgas.

 

Recorre con tus dedos el comedor

escribe en el polvo lo que quieras

revisa con cuidado la alacena

no hay cambios en la despensa,

no ha hecho falta licuadora

microondas, tostador, cafetera,

no es difícil suplir tantas cosas

si se apaga la relación de pareja,

nadie vino a lavar o a trapear

siempre lo hice no me pesa.

 

Entra sin titubear a la recamara

revisa el closet, el tocador,

quedan algunas de tus huellas,

toca despacio esta cama

que no he podido calentar

aunque otro cuerpo estuviera.

 

Se va esfumando el timbre de tu voz,

tus risas, tus sollozos, tus bostezos,

todo lo que vi en ti, poco recuerdo,

perdón si te hirió este univoco coloquio

por favor cierra la puerta, vete en silencio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RECREACION

 

Haré brotar un mar

con una isla en el centro

te extraeré

vendrás de mi en donde estés

tu pondrás otro sol

otra luna, otro horizonte.

 

Duelen mucho los testículos

hipotecados a la ley del dinero,

un sismo en ascenso me palpita

pululan los espinosos legisladores

dispuestos a bañarse con mi sangre.

 

Maniatado en este espasmo,

reo sin saber por qué

yendo y viniendo

girando en esta cósmica cárcel

abofeteado por trinidades.

 

La inefable cruz de la inclemencia

tan efectiva, tan objetiva, tan eterna,

pieza necesaria en tantos libretos

llave del éxito para fieles de primera,

la granítica estatua sobre el pozo,

popular en el raiting de este cuadrilátero,

cerrada ovación de símbolos patrioteros

agitados ante el balcón de los marranos,

esos que no perderán la nobleza

que no aceptaron transfusiones,

que descaradamente fingen sufrir

empujándome a la divina comedia.

 

Bendito tú al tener Gólgota por un día

pobre de mi atrapado en el Gábata;

la egolatría es la más perfecta cruz

bendecida por el Derecho del Estado

adorno al cuello de los depredadores.

 

Se nos ha hecho tarde,

tu Reino de maqueta no aparece,

para consolar a los desahuciados

por los programas asistenciales

y aumentar tus dividendos,

te gusta la diestra del padre.

 

He rebasado tu record de azotes y caídas

me han ceñido una corona de subterfugios,

tú entronizado presumes las joyas de Arturo.

La eternidad ha construido un manicomio,

tu mundo se expande, el mío se contrae,

mi humanidad va regresando al polvo,

es parte de tu plan de condenación.

 

Toda una aventura rebajarte,

probar el ajenjo de este destino

que nos inventaron en siete días,

aprendiendo a tragar cada diente

a sorber mi llanto en cada asilo,

sin derecho a una caricia celestial

misma que te recibió en el establo.

 

Ella se perdió en el barullo de este atropellado destierro

en el señuelo de pactadas cofradías

en el protocolo de las damas distinguidas,

trocó el chal y el delantal por el café tarot y la canasta;

soy ajeno a su matriarcal intercesión,

soy indigno a su virginal reinado.

 

Al menos tengo mi Verónica

la verdad tangible en mi pasión

desdoblada en mi Maria Magdalena

alma y materia de mi cuarta tentación

consagrada a la biografía de mi carne

voz que clama en mi apacible desierto,

mural eclipsado en este Edén en agonía

rocío ante tu expulsión de nuevo magma,

humedad en la esperanza compartida

trofeo en esta guerra de supervivencia.

 

Tu, mi Cirineo,

tan conocido y tan extraño

necesítame y úrgeme,

gotita de maná en mi regazo

retoño en mis huesos

gas de esta llama en rebelión

imborrable semilla que preservo

reintegración de mi costilla

libertad profunda en mi Morfeo

hagamos todo nuevo.

SODOMITA

 

Que eres gay, hasta lo sudas,

caminando en esas calles zodiacales

deseoso de recorrer cualquier signo

llanto de coraje contenido

invertido instinto a punto de explotar

estrenando intolerancias,

revisando tus pretextos para abordar

imaginas posibles candidatos.

 

La noche lleva la mitad del recorrido,

el sopor del miedo a la derrota

te entume la espalda,

te tiemblan las extremidades,

varios cuerpos fugaces te prendieron

disgusta la palabra dignidad

pronto necesitas olvidarla

la consigna es no frenar;

ante varios colegas no llenas requisitos,

¿cómo ahogar lo que no cabe dentro?.

 

Duele mucho aceptar que no habrá éxito,

si quieres, recurre al consuelo de sentirte pecador,

incensando la soberbia de las buenas conciencias

que almacenan pólvora en los confesionarios.

Por ese placer ilegal dicen que serás incinerado

aunque nadie encontrará el castigo necesario

porque nadie encontrará los adjetivos merecidos

al pretender calificar ese subversivo delito.

 

Después nadie podrá herirte,

las huestes celestiales envidian tu piel

repudiando el antiguo genocidio divino.

Detente, no te vayas, conversemos,

habrán más noches para ti,

podrás tramar más pecados,

entonces te buscaran para encarnarlos,

anímate al saber que tu desafío no termina,

los sádicos pirómanos de báculo y de mitra

ahora son reumáticos miopes desdentados.

 

 

 

 

SINDROME PETRINO

 

Cubrió de arrugas el tiempo

aquella barca de madera

más poderosa que el Titanic

pacifica como brisa marinera,

si alguien quiere rescatarla

escarbe junto al Mar Muerto.

 

El viejo señor don Simón

hoy recorre los siete mares

en poderosos portaviones,

después de quinientos años

hay que zarpar nuevamente.

 

Imbatible tu Olimpo inapelable,

de blanco y amarillo bendices

una atroz tormenta del desierto,

a dónde mirar que no estés tú

haciendo venerar tus estandartes

luciendo como antaño tus metales

cortando orejas en cada huerto

vistiéndote de cruzado borgiano

buscando en cada recorrido

la razón para decapitarnos.

 

Se han escandalizado los judíos

se han enloquecido los árabes,

retornan los inquisidores

disfrazados de santos.

 

¿Dónde te has escondido Simón?

¿por qué has vuelto a reprenderlo?

¿por qué has vuelto a negarlo?

¿temes la rudeza del carpintero?;

olvidaste caminar sobre las olas,

se han extraviado tus llaves,

pero han abierto otras puertas

porque llega la verdad plena.

 

Recogiste la túnica y el manto

para gritar mas improperios

para negociar con Constantino

e ignorar al solitario forastero,

que resurja desde otro puerto

espada y fuego del Cordero.

FANTASIA

 

Ojalá existieran los fantasmas

para que desenterremos tesoros escondidos

y en la inmensidad del pensamiento excitado

vestirnos con rayos de luna llena.

 

Ojalá pudiera transportarme como ellos

saborear la huida del bochorno citadino

hablarles de amor en los oídos

a los que nunca he conocido,

y en interminable día caldoso

regalar caricias en el metro

a los que andan urgidos.

 

Ir a los sitios que levantaron mi pasado

y en siete casas agradecer lo vivido,

reverdecer al sentir que soy porque fui

soltando melodías en los vecindarios.

 

Pero los centinelas del naufragio

quieren obligarme a velarme,

los sigo en sus rezos

sus diálogos piadosos

sus quiméricas visiones

sus confusas apariciones,

y me provoco un bostezo

para ignorarlos un momento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SACRAMENTADA

 

Pecador, yo te Bautizo

bajo rúbrica neoliberal

como José teporocho

flojo inútil mantenido

sellado con delirios,

en el nombre del Padre

que se muera tu madre

en el nombre del Hijo

que mueras hoy mismo

y del Espíritu Santo

iluminado por el canal 4,

te Confirmo en tu bajo mundo

ser parte de los grises urbanos

feo a la secretaría de turismo

necio vulgar naco apestoso

descolorido nunca blanco

flameado en el pavimento;

¡ay que espanto¡

te Confieso, Maria piojosa,

mal sujeto al gusto cristiano

la penitencia te imponemos

vender sentada en el suelo,

escogida, en un catre viejo,

para ser madre del divino horror

parir en ladillas el Corpus Cristo

que descendió a este infierno

mezcla del purgatorio genético;

te fulminó la hostia del cáncer

tu Extrema Unción con moscas

es suculento platillo periodístico,

absuelta con democrático asco

vestida de blanco entre llantos

escrito tu nombre con desgano

expulsada del pésame plañidero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AUTOGENESIS

 

Me basta papel y lápiz

un trozo de paciencia

un cesto casi lleno;

si se salvan los justos

o que haya un Cielo

no es mi problema,

no tengo impreso

un código de barras,

mi perenne problema

no es pecar sino amar,

sin los consejos del gato

sin el permiso del perro,

los arrugados demonios

no están en el averno.

 

Mi problema se lo llevan los días,

he decidido aprender la desnudez

ardoroso sediento desierto

ayunando de tanta fantochada

escribiéndome desde lo incierto

aspirando y expirando lo agendado

pariendo y acabando la existencia.

 

En contra de este todo

estoy eyaculando mi por qué,

meciéndome sobre espuelas,

apuestas, cartas, pronósticos,

reengendrarme cuando quiera,

haciendo ondear mis tentaciones,

mofarme de sus buenas intenciones,

tensar el arco y ocupar de blanco

a los canonizados por lo rancio,

deshojar reformas constitucionales,

caer de espalda sobre el pasto,

carcajearme sin parar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOMOESCATON

 

Quizá hay por ahí algún final feliz incógnito

pero estamos barajando la hecatombe,

los templos se fletan de sombras tenebrosas

convertidos en corral de especuladores.

 

La furia callejera arrasara las ciudades

el conocimiento lo inyectarán los androides,

cualquiera será protagonista de su noticiero,

entrará a lo que fueron lugares exclusivos,

las estirpes de los millonarios se habrán ido.

Seguiremos controlados desde el espacio

perdidos entre montañas de escombros

comeremos croquetas de ratas cultivadas.

 

Entonces desde incesantes truenos

bajo una verborrea de instrucciones

una omnipresente lluvia permanente

socavando subterráneas plantaciones,

algunos seguirán esperando a Cristo

repitiendo oraciones incoherentes

sin sospechar que no era retornable;

otros seguirán protestando inútilmente

chupando sin rumbo pañales desechados,

coleccionando viejas consignas de protesta

encontraran doctrinas olvidadas por los siglos

entre archivos estornudados por explosiones.

 

Las profecías del Apocalipsis

sólo fueron un dantesco brebaje,

la humanidad fue un laboratorio

del capricho de alguna divinidad,

que saltó al vacío incontrolable

proporcional a su inconsciencia,

un grano de arena en el espacio

donde lloran la soledad las piedras

donde ya no cuentan las leyendas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GEO-2

 

Es el inicio del final de esta era,

a este mundo le llega la fecha de caducidad.

Dijo el Homo-bélico:

“Hay que acelerar el trabajo de la muerte.”

Y así es,

millares fueron barridos de la superficie

en Hiroshima y Nagasaki,

en menos tiempo del que fueron concebidos.

 

Dijo el Homo-ególatra:

“Sólo yo puedo someter a todo cuanto existe.”

Y así es,

ha carcomido la entrañas del planeta,

se dedicó a extinguir plantas y árboles,

muchas especies de animales

marinos, esteparios, tropicales.

 

Dijo el Homo-estúpido:

“Avanzará la ciencia y la técnica a cualquier precio.”

Y así es,

ha convertido en basureros pestilentes

ríos, playas, lagunas y lagos,

ha arrasado inmensos campos fértiles,

desolado llanos, selvas, bosques,

alterado ciclos naturales.

 

Entonces dirán el Padre Cielo y la Madre Tierra:

“He aquí que el Homo-tanátos pretende ser como uno de nosotros.

Le haremos recordar que sólo es un puñado de polvo cósmico.”

 

Al final de este final

la luz de la Vida desintegrará la Oscuridad

océanos y continentes nuevamente bullirán

se multiplicarán las lámparas

en el morado interestelar, en el inferior celeste,

cada Homo-espiritual será lámpara inextinguible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MI SILENCIO

 

Dos o más silencios son distintos

uno te mordió la boca en el presidio

dos te cerró los ojos en una cama de hospital

un tercero te congeló bajo una cruz de hierro.

 

Otro es mío

nadando en la tranquilidad

fumando la noche bajo un árbol

cazando algún astro fugitivo

fabricando tintineos con el hielo

porque no quiero bajar a tu limbo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ROMPIMIENTO

 

Fue vano

abrir estas costillas y entregarte su mas íntimo sonido

exprimir mi boca para enterrar la trivialidad de los “te quiero”

o trasminar mi piel para alimentar tus locas fantasías.

 

Te dejé desintegrarme por amarte

fervientemente acepté sin reparos

que tus compulsivos alucines me redujeran

que tu egoísmo solapado me desmembrara

ahogándome en un cataclismo de nervios,

y tu existieras.

 

Se te disipó el aguijonazo de mi piel

has borrado el lamido de mis manos

y clausuraste el cincel de mis dientes,

pero yo, creceré en mi alegría,

cuando no soportes ser la misma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RETABLA

 

Esto es lo nuestro,

flores abriendo alas

anidan en tus espejos,

divertidas piedras de algodón

se derriten bajo los pies,

bailadoras gotas de escarcha

infinidad de besos complacientes,

frescas corrientes invisibles

cuchichean caricias de entrepiernas,

enamoradas verdes llamaradas

siguen la cadencia del camino.

 

Se desviste candoroso el ocaso,

despierta el fresco mega observatorio

mostrando miles de pecas luminosas

nos regala un chorro de Vía Láctea

enjambre de peregrinas luciérnagas,

finos hilos de plata y diamantes

dibujan un mapa en tus mejillas

un techo de brazos nos vigila

un colchón de corteza te soporta

diez uñas juegan en mi espalda,

cuatro labios hacen fluir a las hadas

en el remolino del alcatraz templario,

nos tenemos completitos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESNOCHE

 

Hay algo más

detrás del pasado meridiano

detrás de la niebla contemplando al neón

mas allá de los anuncios luminosos,

la vibración de las espaldas que se alejan

el imán de los bares de lo incierto

un semáforo aprisionando el cuello

voces que taladran a otros ruidos

chirridos de los verdugos del pavimento

quejidos de la desesperación por lo inservible

latidos amorosos rebotando en lo imaginario

dos cirios agonizando ante un breviario

cristalería deleitándose con suspiros

recuerdos de un futuro maldecido

abulia disipada en maniquíes burlones,

reclamos que se curan con orgullo

sin poder desviar la impaciencia,

tu ocaso te está derrotando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

XV AÑOS

 

Es tu amanecer envejecido

tu lúgubre rock entre orines

tus sordos jinetes enlutados

los que me caen y me tienden,

esos tus quince años sin brillo

los que me dan nausea y hastío.

 

Abrieron mis cuarenta años,

hoy los quieren noquear:

tus quince flores marchitas

tus quince gotas rojas secas

tus quince velitas desechables

tus quince bostezos dormidos

tu ridículo valsecito negociado.

 

Búscate otra rola prendida

un reventón de primavera

otra artillería de graffiti,

saca tu agobiante delirio

con otros quince años

que no sean los mismos,

para hacer un rock distinto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ATRAPADA

 

Debiste dejarlo flotando en la monotonía

o sacar de la imaginación algún retraso,

dejarlo perdido en el regreso del trabajo,

o tirado sobre el sofá

arrullado por almohadas

viajando en un desgano,

lejano pequeño indefenso

ajeno al televisor neurótico.

 

Pero necesitabas comértelo

perdonarlo odiándolo ya dentro de ti,

el desfogue dinamita todo tabernáculo

hecha a la calle todo moralismo.

 

¡Ay que maldición¡,

él no era el objetivo de tus instintos,

si no el sustituto de un fruto prohibido

que estará con otra hembra resignada

también rabiosamente necesitada.

 

Talvez mejor autocomplacerte

mientras él cantaba y se bañaba,

pero algo te impulsó a la paciencia:

el miedo a despeñarte en la amargura,

creerte un momento el débito nupcial,

querer anhelar que él te pertenece,

un desmedido afán terapéutico,

algún atractivo de último momento,

no importa la falsedad del pretexto

cuando cegó el chispazo del deseo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EPIFANIA

 

Iré a volar buscándolo

aunque me canso de mirarlo

el que todos comprarán

el que todos han fabricado

el que siempre será

porque pasan los milenios.

 

Hoy jarrón mañana polvo

que se cuela en los sentidos

sin la agonía de saber que no caminamos,

sólo en video pasa el mundo que deseamos,

esa embriaguez nos gusta y nos ocultamos.

 

Por las mañanas nos encienden

salimos lúdicamente programados

a degustar la ira y la locura;

en tanto, el inefable Dios de opereta,

decidió morirse en los escritorios,

en los ritos, en el rezo de los estadios,

sólo vivirá en calendarios y anuarios,

en las tiendas de artículos religiosos.

 

Otros erigen fervores en cada teofagia

penitenciarios del yugo tributario.

Con un control fingimos que existimos,

nos destronan pequeñas figuras de yeso

afanosamente retocadas cada año,

para no flagelarnos con desilusiones

y no remover la cáscara de los prejuicios,

incapaces de crear nuevos mitos,

nos despojaron del impulso a lo divino.

 

Entre ceja y ceja,

un dedo invisible nos ordena

repetir novenarios recalentados,

no hay azules mantos virginales,

a un Cristo lo dejaron censurado,

se activan los circuitos implantados

nos llevamos los dedos a los labios

para no olvidar a qué sabe el delito,

grabando en la memoria los propios epitafios

contentos de inventar una biografía diferente

espantados ante la posibilidad de resucitar.

 

 

EDAD DEL SOL

 

Duele que la distancia

juegue a las escondidas,

a veces ni puedo imaginar

en qué lugar podrá estar,

duele tanto autoengañarse

creer que el tiempo es veloz,

mejor, contar gotas de lluvia

luces cayendo,

rayar paredes

apedrear latas.

 

Dos agujas hipodérmicas

se incrustan en el cuello

sin poderlas desprender,

me escalan alacranes,

pueden salir las lágrimas

mas no el deseo de morir;

sin esperarlo o presentirlo

me importan las hormigas,

despreocupadas entre sí,

no les asiste alguna razón

y aún así se comunican.

 

Sorprendida se roban la tarde,

bajo un lejano zarape de cerros,

una vejez momentánea va trotando en mi columna,

relampagueantes calambres trenzan mis tendones,

alrededor todo se mueve como en cinta de ficción,

quiero convencerme que mi mente está embrujada,

pasan mil aves nocturnas en mil formas de suicidio

con absurdas venganzas que jamás prosperaran.

 

El sueño hace sonar la alarma,

enoja que el cansancio venza la tristeza,

se crean y recrean falsas esperanzas

para defenderse del orgullo balbuceante,

el sexto sentido trabaja a toda marcha

un segundo de descuido es peligroso.

Pero siento vergüenza ante los árboles

que pasean de la mano con el otoño,

por gustarme este infantil drama,

porque dijiste que todo terminaba.

 

 

ORACION

 

Caen implacables en mi techo

agudas gotas de fuego

que trasminan mi concreto,

voy y vengo en cada espacio

enmudecido en tantos laberintos

por encontrar al Dios verdadero,

afuera me buscan silbidos

que producen escalofríos,

rasca las paredes el granizo,

en otro mundo los grillos

intuyen mis desvelos,

un ataque de impotencia

entorpece mi equilibrio,

me ha explotado en la cabeza

una carga de acertijos,

la respuesta vuelve ser silencio,

estoy hablando adentro

nadie se digna escuchar

este temporal sigue cayendo,

se va despintando la fe

en una cascada de signos,

si no soy Dios y Dios no existe,

y ningún semejante aquí respira,

¿de dónde viene esa luz,

parlante, que no veo?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10 DE MAYO

 

El calendario te recuerda,

yo no quería recordarte

para no soltar el llanto,

un diluvio recorrió tus ojos.

 

A tus años, a los míos,

te extiendo mis brazos

me lleno de fiesta,

tu voz creció en la ternura

tus labios en la frescura

tu rostro en el destello,

para arrullar mi impaciencia,

echarte a cuesta mis torpezas.

 

Ante tus canas guardo silencio,

ahora las comprendo,

no son clásicas,

llevan mil revoluciones,

las mías aún son algo curiosas

estéticas o a veces molestas.

 

Hoy quería esconderme,

del bochorno de las tarjetas

del fútil regalo de ocasión

del abrazo y beso obligados

del sentimentalismo protocolar.

 

Dicen que es tu día,

pero siempre vas conmigo

mas allá de la memoria

del rezago edípico

del mercantilismo apabullante.

 

Hoy quería olvidarte

por repudio al chantaje familiar,

avanzamos en la misma trinchera.

Sí, te he recordado,

lo haré cuando pueda,

tienes mucha razón,

que inventen otro señuelo.

 

 

 

 

 

MODELO

 

La gema es Rosa,

de papel encerado,

pareciera desarmable

ante la multitud de feligreses,

aderezada con cosméticos

entrenada en el hablar cremoso,

cultural y escultural

según los cánones mediáticos,

Rosa porcelanizada

tachonada de plástico impecable.

 

Virgen posmoderna

nacarada por la era biotecnológica,

avasalladoramente toda pulcra

en el tremor de las aclamaciones.

 

Rosa indomable ante los diarios

tigresa en un ventarrón de flashazos

donde lo primitivo lo hicieron perfecto,

vanguardia del génesis del milenio

para ti todo elogio es incompleto.

 

Ay, que pena,

la prisa te pesa en los tobillos

se esfuma tu sonrisa de muñeca,

angustiada repasas en la memoria

la variedad de nuevas posiciones

en las que habrás de venderte,

colmar de quejidos prefabricados

las ocultas fantasías del jefe,

y absolver con narcodólares

el sexo que no elegiste.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

YOLLOTL

 

No se callaron los latidos

aunque jaurías de policías

hoy intenten decapitarlos,

cuatrocientas voces se alzan,

crecen, se organizan, luchan,

no detendrán ni ahogaran

la ronca ferocidad de su selva;

no están sordos los latidos

sus vísceras preñadas

empiezan a romper las tinajas,

eternamente volverán

en partículas de agualuz,

a fecundar los surcos.

 

No se perdieron los latidos,

encuéntrenlos, ámenlos,

aunque otros chamanes

les hagan exorcismos,

no los verán en museos

ni en animación suspendida

ni ahorcados en colecciones,

danzan emplumados

en la rosa de los vientos,

su tercer ojo es soplo vital

su relicario caudal dorado,

bajan en flechas de obsidiana

disecando ratas de conventos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JARDIN ENAMORADO

 

Detente en mis manos

entrañable hermano aire

que quiero amar las flores,

ayúdame a gozar sus texturas

sus aromas, sus acuarelas,

para extasiar mis sentidos

y lavar mis pulmones;

detente en mi garganta

quiero enamorarlas,

sé el alma de cada letra

hasta erizar sus poros

y acicalar mi barbilla

con sus himen en enjambres,

y decorar mi rostro

con el pirógrafo de su polen;

dame el enigma de tu frescura

para rodear sus cuerpos

entonándoles lentamente

las maravillas de sus portentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTRAREVOLUCION

 

Nada queda y todo queda,

se va evaporando lo que sería eterno,

apenas hace un siglo se vestían de euforia

horas, días, semanas, meses, años,

hoy están invernando en una foto o un video,

los dejaron bajo llave en la memoria.

Cubren de moho y escarnio los monumentos,

se fosilizaron los discursos, las consignas,

los apoteóticos desfiles, las coronas de flores;

la filosofía de la historia caminó al velatorio.

Quedan las cenizas de los héroes

los punzantes estertores de la derrota

la tétrica venganza de la infamia.

A quién vencer con orgullos desarmados

no hay que perderse en plazas muertas

urge defenderse de la peste y la guadaña.

 

¿Qué pasará si nada y todo queda?,

queda la vocación a la traición

unos estériles anhelos bajo el brazo

una oración a la grandeza de Belcebú.

Se ofrecerán inútiles sacrificios

por haber castigado la injusticia

y amado el inicio de otra vida.

Queda lo mismo en otros nombres

viejos conceptos que creímos obsoletos

viejas costumbres que se creían superadas

un precio devaluado de un honor devaluado

una guerra de vanas dignidades;

quedan las mismas herramientas

para poner otros cimientos,

porque pasará esta dialéctica

pasara lo que ha quedado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FE

 

Inicio de milenio

libre comercio de cristillos

negociados en réditos vigentes,

bastan dos ojos a la calle:

alucinante la variedad de envases

que se van llenando de extravíos

de tanto amor de escaparate;

vaya privilegio

existir para lo inútil

apologizar la estupidez

y tener de pregón pascual

la inmortalidad de una pantimedia

la sacralidad de una tarjeta de débito

la espiritualidad del automóvil del año

la beatitud de un shampoo para cabello

un rosario de iniquidades.

 

Un sorbo de vino por la Santa Iglesia

uno de cigarro por el Santo Gobierno,

ambos en una cama marca Nostradamus;

pero eso sí, felizmente todos bautizados,

en los cuernos de este truculento cristianismo.

 

ESPERANZA

 

Eres tan inmenso

que no cabes en el Cielo,

y estrenarás nuevos templos.

¿Quién como tú?,

del sepulcro al latifundio,

desde siempre estaba escrita

la omnisciencia de tu denario

es rentable el Santo Oficio;

en tu verdad da lo mismo:

bendecir al asesino,

llorar por el difunto,

y tener de privilegio

ser padre de ambos.

 

Habitarás mas catedrales

financiadas por romanos empresarios,

insaciable la voracidad de tu hambre,

tu compulsión a un poder enfermizo;

para tu insondable regocijo

tantos deberán incrementar

su devoción al sacrificio

por eso retardas tu juicio,

rica ilusión para los pobres

escatológico manjar de ricos

y el pretexto de la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CARIDAD

 

Un hedor se pierde en la cúpula café

un espectral lamento retuerce las urbes

el orbe es un hervidero desesperante,

nuevas y devotas democracias

exhiben sus chaquiras y lentejuelas,

impacientes danzan entre cadáveres.

 

Sus vientres esperan turno

para engendrar licántropos

para los ciclos presidenciales;

se contonean de apareamiento

el Amo del Cielo está en celo.

 

Hay nuevas meretrices

nuevas banderas nacionales

para limpiar el obelisco del Führer,

y en la espalda de los pueblos

se firmó con daga destellante

un nuevo testamento.

 

Las leyes lucen cargadas de leche

para amamantar a Rómulo y Remo.

No hay parteras disponibles en:

ranchos, poblados, ciudades,

sólo una avalancha de niños

en el mercado de traficantes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RECALENTADA

 

Desnudamos la carrera por el climax

cada cabello tuyo me fue electrizando,

las dos cortinas que caen en tus ojos

hicieron cosquillas en mis muslos,

mi humedad te inundó de arriba abajo

se estigmatizó el cielo en nuestra misa.

 

El aperitivo llegó en el descanso

recubrir mi lengua con tus labios

sentir tu ombligo en mi índice

escudriñarte lo que no has visto

atrapar tu cintura en mis duraznos

decididos a abrir un nuevo fuego.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ASTROLOGIA

 

¿Qué buscas en las estrellas?,

talvez algún mago o un viajero

compartir con ellas tus angustias

o que lloren contigo tus tristezas.

No guardan deseos que cumplirte

ni tienen cuentos para consolarte

las vaciaron de su blanca sabia;

aunque crecen sus biografías

embalsamadas en revistas

con leyes, cálculos, análisis,

con telescopios espaciales.

 

No esperes para encender reflectores

a esta exposición de curiosidades

a este festival de novedades de bazar

aunque lo normal ocupe sus juicios;

pero tu escenografía fue peor:

por desgajarte cuesta abajo

fabricar un mundo de cadalsos

existir en una esfera de hojalata

pulir mausoleos en los panteones,

despedirte con un huérfano adiós

sin tarima y juegos pirotécnicos.

Al menos en esas estrellas

escudriña el fondo de su luz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIOGRAFIA

 

Una niña de alambre, despeinada,

tiene por parque un basurero

curtida en tierra

la menor de las obligadas concubinas,

apta para un reportaje.

 

Un desgarbado joven desganado

expulsa residuos de vino en una barda

tenis rotos

carga una vieja guitarra,

así es el mundo.

 

Una madre por todos señalada

en busca de una espanta cigüeñas

amante del jefe

sin una mágica madrina,

así es la vida.

 

Un bulto de huesos casi centenarios

envuelto por una legión de cucarachas

gajos de vendas

coágulos de pus en sus encías,

no es nuestro problema.

 

Prodigioso

veinte siglos

la misma hipocresía

todo tiene su lógica

la técnica de inventar excusas

ciencia para imponer las nuevas mentiras

introyectar en todos la semilla de Caín

sabana de humo propagando lo inmutable

sufragio efectivo contra toda esperanza

la ausencia de humanismo

reactivar la amnesia

todo tranquilo

enemigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

DOS GENESIS

 

Eres creación de una imagen

desde el origen de la teocracia,

hoy deambulas en una vitrina

antirrobo, antibalas, antibombas,

necesitaron recargarte.

 

Rebuscaron cátedras para maquillarte

no podían calcular tu estrechez

a pesar de ser gracioso y ser la gracia,

metafísico hechizo de efectos especiales

saqueo del misterio de la nada.

 

Tú, el rescate de la paradoja divina,

ficha de ajedrez del alfa y la omega,

contumaz sublimador de los agravios

maldiciendo el simulacro de ser Dios.

 

Yo soy barro fraguado

del más macrobiótico,

a veces reblandecido por agua

irrompible por más que choque,

acrisolado por el placer y el dolor

tostado en cada paso que pasa,

colectado al terminar el sexto día

cuando dos manos curtidas

penetraron en mi caos.

 

Soy barro en extracto

lo siento en mi respiración,

mi aliento es de barro,

y para quemar la teodicea

encarnaré en otro barro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GRANADA DEL CARIBE

 

Naciste para ser encadenado

a un constante baño de miseria,

para discutir sobre tu cuerpo

que ropaje vestirá la democracia

que mulato ungirán de padrote

para no encender sublevaciones

y legislar para ponerte un grillete.

 

Aquel día era salvajemente tropical

el sudor tejió un vestido transparente,

aprendiste a dar sabor a tus caderas

con la guía del rítmico oleaje,

oloroso a marisco y a coco

en una pequeña isla del caribe,

ese día no fue especial

estando acostumbrado a la muerte,

se adelantó lo aborrecible

en portaviones llegaron los Dioses,

siempre se alimentan con sangre.

 

Pero sigue, no te detengas,

baila, acero cachondo, baila,

trae a los antiguos espíritus

has un pacto con tus santos,

enerva el purísimo cimarrón

que desde adentro relincha,

enciende la fogata de tu puro

acompasando las palmeras

que revienten los tambores

que tu gallo entre en trance,

derrama tus jugos africanos

en los techos de los templos

de los palacios del gobierno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PROFESION DE FE

 

A ti, querido creyente,

otro redimible por cualquiera,

ten fe, mucha ciegamente,

si tranquiliza tu inconsciente,

uno más en la lista de espera

de poder vivir dignamente.

 

Cree que arriba hay un Dios

que aparece en todas partes

su nombre de pila es Dólar

su apellido es Dominación,

pasaporte de los que van al Cielo

migaja de los que lamen el suelo.

 

Cree, no hay Dios más grande,

que ofrece muchas tentaciones,

compra templos, pastores, fieles,

obliga a doblar las rodillas

a liberales o conservadores,

desata guerras mundiales,

clona presidentes en hoteles,

organiza tratados o cumbres,

si el designio es servirle.

 

Cree y vuelve a creer

que ganarás el premio mayor

si intercede tu santo patrón,

que tendrás el final feliz

de esos que te hacen llorar

en las novelas de la tele.

 

Cómo no creer que eres el milagro

de la era de los superconductores,

cubierto por un velo de frituras

con una bandera por túnica

con el balón bajo tus pies

un sol de cerveza a la espalda.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cree que tu equipo semental

con limpieza volvió a ganar

y coronan tu sagrado corazón

los números de su uniforme,

te garabateas la señal de la cruz

y le recuerdas a todos su madre.

 

Cree en indulgencias plenarias,

en la sacra validez de tu voto,

barajas, estampas, talismanes,

horóscopos, fantasmas u ovnis,

porque ahora yo también creo

que vales ese fúnebre cortejo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REVELACION

 

Una luna menguante se estrelló en los trigales

un lúgubre silbido toca en puertas y ventanas

caen por legiones plumas de arcángeles

se abre la puerta del jubileo democrático

cierran fila las columnas del inframundo

resurge la lepra en el cara contra cara.

 

Un arsenal de dardos se tornan vendaval

fluidos espumosos se nombran Abadón

la arrogancia marchita el árbol de la vida

los vertedores de agua se han ido

hay grandes estallidos en la noche

cintas de luces muerden el espacio.

 

Un tsunami aclama a la Ramera

de novia fue ungida en la Iglesia

fue montada en un tanque tricolor

luce una cruz de oro en el ombligo,

arriba va la cabra rugiente y el azufre

las calles son un iracundo Armagedón.

 

La estrella rey se cubrió de luto

se consagró el planeta a Moloc

la mala hiedra se filtra en las paredes

aparece el Jinete del caballo escarlata

ceñido con una corona de diez cuernos

sus ojos saborean el rechinar de dientes.

 

Su diestra porta seis filosas copas

su cola de fiera se mueve incesante

abre las jaulas de sus cancerberos;

el mandato: arrebatar devorar corromper,

perseguir a los que portan las antorchas,

para extirparles ojos, lenguas, corazones.

 

Ha comenzado la gran concelebración

retumba la catedral, se agita el capitolio,

el sagrario es el cuerpo de la Ramera

de donde ha brotado toda perversión,

uno a uno la adoran rostro en tierra

los verdugos de capuchas blancas.

 

 

 

 

También llegan de rodillas con ofrendas

los engendrados por gente abominable,

dos grupos de estrellas señalan al Jinete

quien lleva del cabello al justo siervo,

para apresarlo en su seol mil años

cubierto con una máscara de hierro.

 

En el capitolio esperan 666 tronos

para los que recibieron autoridad

de juzgar y someter a las naciones,

bajo el azul del destino manifiesto

beben del rojo cáliz de la pirámide

estrado de la Ramera y el Jinete.

 

Se abrió el libro de los sentenciados

está puesta la guillotina sobre el altar,

el que aún pueda pensar que entienda

el nombre del Jinete es como de hombre,

tiene tres siglas en sus cuatro direcciones

un águila de frente con flechas en las garras.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MIXTLI

 

Deprisa, Nube Oscura,

el ADN en las venas abiertas

te convocó de madrugada,

tu onix va entrando penetrante

desde el tezontle humeante,

desde el lago majestuoso

nacido en los ojos de Tlaloc.

 

Vibramos con el sismo de tus huellas

que no descansan en el único mundo

que partió cabizbajo hace medio milenio.

No hay frontera mas allá de lo que tomes

galopando sobre el Viento de la Noche

ascendiendo en una espiral interminable

brazos erguidos derramando bendiciones

mirando complacido los colmillos del Jaguar.

 

Intentaron apagar a Tonatiu

con pájaros escupe fuego

con rancia parafina reciclada

con mugrosas uñas en la sien

con víperas lenguas apestosas;

su delito: ser un adolorido testigo

de la aborrecible barbarie cristiana,

desde entonces al fin de cada día

oculta su enrojecida faz deprimida.

 

Esperamos tu ayate cargado de maíz,

derribemos construcciones coloniales

renazcamos las piedras de tus templos;

empieza a reverberar la dignidad

para liberar en campos y ciudades

el mosaico de tonos almendrados

de los que fueron masacrados

ante pálidos Dioses estofados

que no hablaran como los tuyos

ni beberán el néctar de los sexos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Has regresado de tu peregrinaje

Serpiente Emplumada Nube Oscura

colectando tus añejos huaraches,

a empalar esta historia usurpadora

a preparar el nido de la Nueva Tolan,

a sacar de tus sempiternos tamales

el pedernal de las guerras floridas.

 

El fuego inquisidor no entendió

lo que nunca podría destruir,

ni siquiera podía imaginar

el acartonado empurpurado

que el tosco jade de tu tórax

es más grande que el Mictlan,

eres el enviado y el llegado

para escuchar al maguey

y convocar a iniciar el éxodo

de esta cibernética Babilonia,

a enterrar toda la ignominia

de este nefasto Quinto Sol.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

APOSTASIA

 

¡Sálvanos Amor Supremo!,

de los pastores evangélicos,

aparta de nosotros sus Biblias,

arranca ¡oh Señor!, desde la raíz

la mala levadura de sus revistas

que conducen al precipicio

que van matando el espíritu,

mas les valdría el domingo

ahorcarse con sus corbatas.

 

Atan pesadas piedras

a las carteras de sus feligreses,

llenan sus graneros de denarios

aplauden y bailan en sus cultos

hacen de la alabanza una histeria

para que sus esclavos se extasíen,

velan por la menta, el anís y el comino

bordan las familias de letras escarlatas

suspiran cuando los llaman reverendos.

Maestros del decálogo apócrifo,

¡caníbales, higueras maldecidas!.

 

Recorren los continentes

dejando un séquito de fariseos

y ungirlos en siervos de Boset;

han convertido la salvación

en próspero negocio de casta,

profiriendo flamígeras anatemas

a quienes no se les someten,

pasan por esposos ejemplares

y son capellanes del adulterio,

celotes de la pureza del lenguaje

apóstoles de la disciplina y el orden,

saduceos del amasiato con el  poder

levitas de la hipocresía y la maldad,

se han tragado el camello.

 

Los mísiles en sus sinagogas

crecen como nube de langostas

repudiando a las otras iglesias,

hablan en lenguas desconocidas

profetizan castigos inenarrables

y son blanqueadas cuevas de víboras.

Pero tu, mi Faro, me contagias tu energía,

tu aliento prevalecerá en mi para siempre.

UTOPIA

 

Cubriré de brea el junco de mi alforja,

para convocar desde las azoteas

el pentagrama de los canarios

el magnetismo de las mariposas

la malaquita de los colibríes

la orquesta de las cigarras,

y engullir religiosamente

el colage de mis respiros

mi camisa de papiros

la brújula de mi caracol

el prisma de mis talentos.

 

Empujemos otra carreta

donde tengan su castillo

el salmón de la esperanza

las cataratas de la imaginación

la mansión de los carnavales

los oráculos del amor

la pipa de la alegría

el tótem de la paz.

 

Caerá en la zona del silencio

la confusión de la baja estirpe

el acantilado de los ciegos

el laurel de la gangrena

la antimateria de puritanos

el resplandor del hacha

las medallas de la piara

el hocico de los tanques

los cirros de las desgracias

los trisagios de las quimeras.

 

Abandonemos esta tierra

que nunca podrá ser nuestra,

afinemos los tractores

incendiemos este establo,

conjuguemos nuestros cuerpos

alrededor del Ahuehuete

y que hablen nuestras manos,

desconectemos la tragedia

Poeterra nos espera

la ciudad de las alamedas.

 

 

 

CARDONAL

 

Su gracia es su desgracia

su beatitud su decadencia

su eminencia su indecencia.

Su negra sotana

su ungida mortaja.

 

Reverendísimo en su cinismo

excelentísimo en su indolencia

ilustrísimo en su avaricia.

Su importado pectoral

el costo de su fosa.

 

Seminarios, oficinas, sacristías,

adornan con su foto las paredes

porque aún teme a sus demonios;

¡la abominación de la desolación!,

en su exaltación del nepotismo

en su holocausto de arrogancia.

 

Remontaremos su visita

invernalmente paternal

déspotamente pastoral,

para volverle a reafirmar

que es temido y no amado

en esa fe de viejo armario,

contemplando su creencia

de su putísima asunción,

aquí tiene su salario:

un palio cavernario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MARIOMANIA

 

Ave María,

que se quemó el rompope

y la monja rompía el pito,

que si el derecho es canónico

y heterodoxo el izquierdo,

que si el pecado es venial

y semanal el venéreo,

que si la santa sede

y después se excede.

 

Ave María,

que siga disparando

sin tener puntería,

que me siga ordeñando

y escupa leche tibia,

que me siga quemando

en sus llamas divinas,

¡ah!, que bendecida

está tu hija.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIRTUD PIADOSA

 

Tu rezabas

te miraba

blancas velas titilaban

mudos santos sonreían

te deseaba.

 

Tu llorabas

algo suplicabas,

tus muslos imaginaba

tus senos se movían,

desnuda en el retablo

te soñaba,

tu sexo en un nicho

mi boca reclamaba,

sujeta a mi cirio

te quería.

 

Campanas repicaban

resplandeció la sacristía,

suspirando te marchabas

yo rezaba

me mirabas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

S. O. S.

 

Cazador echa tus redes

y ahí en las entrañas del mar

además encontraras constelaciones.

 

Mira como danzan los corales

elevan sus poemas los delfines

los tiburones sonríen imponentes.

 

Coquetas, dibujan carruseles las medusas

solemnes, cantan la ternura las ballenas

inocentes, viajan en sus casas las tortugas.

 

Pescador echa tus redes

por un momento detente,

contempla agradeciendo

la bella cuna de la vida,

venera ese místico lugar

donde se gestó el Paraíso;

pide perdón a ese vientre

por entrar sin pedir permiso

por arrebatarle tu sustento

y agredir su sabia intimidad;

pescador, bucea en tu sonar

atrapa un borbotón de llaves,

pronto, salva nuestras almas,

en su ancestral profundidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CUATRETO

 

Regresará la maza del puño levantado

aleteando por el verde cristal del llano,

a rescribir en el pecho de aquel cerro

los cuatro sueños que fueron borrados.

 

Todo nuevo encomendero huirá raudo

latiendo saldrán a la luz los viejos versos

de nuevo se encenderán fogatas a la risa

caerá furibundo el maldito Dios imperialista.

 

No, no basta el voraz enojo entre paredes

ni las histéricas ocho columnas de los diarios

ni el grito etílico en la penumbra de los barrios

ni la macabra amnistía del sínodo de cabrones

ni las jugosas nalgas de Santo Tomás Moro

ni el obsoleto congreso de mafiosos sindicatos

ni la piñata de billetes en la venta del petróleo

si muere un indígena en los pies del abandono.

 

¡Que regresen los espasmos revolucionarios!

a colapsar el inútil estercolero burocrático

para arrebatarle las perlas a los cerdos

y consumar las bodas del Unicornio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PROYECCION

 

Gracias por bañarme en tu mirada

que busqué bajo sabanas este día

quisiera atraparla en una jaula

y que sea mi plegaria matutina.

 

Pero, mejor que vuele

aunque nunca sea mía,

que comulgue en otros ojos

alegrando otras pupilas,

que penetre en otros cielos

en otras nubes bugambilias,

que borde muchas alfombras

en las veredas de las sierras,

que cabalgue en el arcoiris

y pinte dragones del pantano,

que pasee en las galaxias

y las golondrinas optimistas

reciban su llovizna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DIACONIA

 

Abrí el ojo de tus piernas

me acerqué a la luz divina

toqué el trópico de tu agua

nadé en tu alberca cristalina;

se rasgó el velo del templo

hablé con el Gran Espíritu,

besé sus escondidos labios.

 

Me dijo: “Aquí cabe todo el universo,

esta es la puerta del Alfarero,

aquí florece el máximo secreto,

aquí copulan la santidad y el pecado.”

 

Abrí tus brazos y tu blusa

apareció tu azucena inmaculada

recorrí con el índice dos destellos

descansó mi nariz en terciopelo;

delicada paseaba la Tejedora

tensó suave sus sacramentos,

me hizo llegar sus dos luceros.

 

Me dijo: “Aquí el niño se vuelve adulto,

y los adultos regresan a ser un niño,

esta fue la primera trinchera de tu vida,

y es el inefable viaje astral en tu rutina.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOCTURDIAL

 

Se ha despertado la noche

con su inmensa capa negra,

se han empezado a saludar

mis inocentes ratones alados.

 

Dormiré

ellos iluminaran las sombras,

despertaré

ellos apagarán su día.

 

Somos tan distantes

estamos tan unidos

somos tan distintos

vivimos tan parecido.

 

Cuando se afila la mañana

me asomo a sus recámaras

y cuelgan capullos chillones;

limpio sus banquetes nocturnos

¡ah, torpe miseria humana!

nunca hay huellas de sangre.

Ya se van mis ciegos radares

a mecerse en la luna nueva

no importa si está escondida,

a perseguir a las brujas

porque vuelan desnudas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VOCACION

 

Esperar que cada día corra el sol

es el primer asunto de mi diario,

te arrebato a mis recuerdos,

desde la niebla de mi cama

dejo fluir el temblor por ti.

 

Me rodea una sinfonía de mosquitos

te busco hasta en el altar mayor,

sospechando que sospechan

me asedian los sicarios de la fe,

amenazan con reducirme

en su reloj de arena.

 

No soy el sacerdote santo

agazapado en su estola

apuñalando la espalda,

que escondió en el patio

los restos de un aborto,

que lava en el baptisterio

los donativos anónimos.

 

Solo soy el pecador

condenado a este infierno

de sermones e indulgencias,

que decidió encontrarte

y no para de llamarte,

condenado por ser inmune

a su toga y su mallete.

 

Para no morir y no vivir

mis lágrimas ya no brotan

ya no saben dónde caminar,

soportando impúdicas blasfemias

del ínfimo Dios de enciclopedias,

cuya eternidad amurallada

cabe en una copa de vino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPITULACION

 

Hoy se dieron cita

la bruma y mi ocioso día,

dieron la bienvenida

a la nave del recuerdo,

cuando estudiar era pretexto

para compartir secretos,

cuando aparecía la sacudida

de la hormona fornicada

y en hilarantes torpezas

nos reíamos de los cuerpos.

 

Vibrará siempre en mi espíritu:

el pícaro interés en cada cuento

el grito al aprender el nuevo ritmo

lo acumulado en cada efímero noviazgo

la pelea provocada por el juego callejero

la euforia del paseo hacia la playa,

el copioso sudor en las manos

por el asalto a lo prohibido.

 

Irrumpió como tren del metro

en mi fecundo monitor interno:

el gusano de la duda ante la muerte

el ansia de un fúsil contra el tirano

la llegada de un cometa muy distinto

los rostros que colmaron esos días,

esos que me enseñaron a colorear

lo que he ido queriendo de mi vida.

 

Cuanto he deseado encontrarlos juntos

subir traviesos otras escaleras,

aprender a amar sus nuevas ilusiones

sus nuevas alegrías y tristezas;

¿a qué distancia estarán?,

algunos recorrerán las nebulosas

otros esperaran lo que yo espero

otros tocaran lo que yo no puedo.

 

Son tantas celdas medio llenas,

a veces quisiera permutar

lo que me queda por vivir

y lograr que se desborden;

hoy me estremezco al pensar

que llegaran otros encuentros,

en otros cruces de caminos.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Hermanos Flores Magón

    Hermanos Flores Magón, periodistas y revolucionarios.
  • Genaro Vázquez

    Genaro Vázquez, líder de la guerrilla ACNR de Guerrero. Foto: Armando Salgado
  • Lucio Cabañas

    Lucio Cabañas, líder de la guerrilla del Partido de los Pobres, de Guerrero.
  • Guerrillero Sandinista

    Foto: Susan Meiselas 16/07/1979 Managua.
  • Flickr Photos

    Más fotos
  • Sergio Lugo

    Periodista, político y promotor cultural de Taxco, México.

  • Regeneración

  • Presentación del libro “Una vida de guerra” de Armando Salgado

    Dentro de la “IV Feria del Maíz y el agua en Taxco”, te invitamos a: La presentación del libro “Una vida de Guerra” de *Armando Lenin Salgado, periodista autor de fotos de Genaro Vázquez, el movimiento estudiantil de 1968, los “halcones” del 10 de junio de 1971 y del E.L.N. de Colombia, donde participó el cura Camilo Torres. Fecha: 23 de abril del 2010. Lugar: Museo Casa Humboldt. Hora: 7 pm. Comentan: Gregorio Fernández (Compañero de armas de Genaro Vázquez, originario de Huixtac, municipio de Taxco). Sergio Lugo (Periodista). Cuauhtemoc Sandoval (Ex diputado federal de Guerrero). Saturnino Abarca (Director del Museo Casa Humoboldt). *Armando Salgado es un fotógrafo cuya familia es originaria Iguala Gro. Es el autor de las fotos más famosas del profesor Genaro Vázquez, quien le concedió una entrevista en la sierra de Guerrero, en 1971. Justo cuando el gobierno estatal y federal por medio del ejército estaban persiguiendo al guerrillero, líder de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria. Igualmente es autor de fotos sobresalientes del movimiento estudiantil de México en 1968, resalta el famoso “bazukazo” (del ejército) a la puerta de la Preparatoria 1 de San Ildefonso; cuando el ejército entró al zócalo capitalino y cuando estaba en Tlatelolco en la plaza de las tres culturas luego de la masacre a estudiantes principalmente de la UNAM. En su libro “Una vida de Guerra” relata también la represión del jueves de corpus, el 10 de junio de 1971, cuando los “halcones” mataron a decenas de estudiantes del IPN y la UNAM. Por si fuera poco, Salgado convivió con la guerrilla del “Ejército de Liberación Nacional” E.L.N. de Colombia, en 1967, donde participó el cura católico Camilo Torres quien murió combatiendo. Por lo anterior, Armando Salgado sufrió la tortura del terrible Miguel Nazar Haro bajo las órdenes de Luís Echeverría. Actualmente Salgado vive en su rancho ecológico en Pilcaya, Guerrero. Luego de 20 años de censura, su libro “Una vida de Guerra” salió a la luz pública en 2009 gracias al entonces diputado federal, Modesto Brito González, originario de Teloloapan, Guerrero, ferviente seguidor del ideario de la A.C.N.R. Texto: Sergio Lugo. Información www.redocelotl.wordpress.com Red Proyecto Ocelotl Red Social Club: www.redsocialclub.wordpress.com redsocialclub@yahoo.com Museo Casa Humboldt 622 55 01
  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 7 seguidores

  • www.twitter.com/redsocialclub

  • Comentarios recientes

    rubber sheet en La resistencia y perseverancia…
    Benjamín Díaz Salaza… en Mujeres de Izquierda en México…
    cub cadet oil filter en Vicente Guerrero
    Teresa Gómez en El Portero de The Doors (Ray…
    Carlos Moreno en Bendito corazón espinado (Igle…
  • Sergio Lugo

    Periodista, colaborador de opinión en "La Jornada Guerrero". Revista "Con Taxco", y en la estación de radio "Radio y Televisión de Guerrero" 1 310 AM Taxco. Escribeme redsocialclub@gmail.com

  • Red Social Club

  • Calendario

    • marzo 2017
      L M X J V S D
      « Jul    
       12345
      6789101112
      13141516171819
      20212223242526
      2728293031  
  • Buscar